Pedro Sánchez abre la 'guerra' contra Susana Díaz y la reta: "No estoy muerto, aquí estoy"

El ex secretario general del PSOE ha subrayado que la también líder del PSOE andaluz tiene "la responsabilidad y la obligación de dar un paso al frente y presentarse" a ese proceso.

El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez asegura que tiene "ganas, voluntad y fuerzas" para volver a liderar el partido y, de hecho, cree que está "más preparado" para coger el timón que "hace tres años", cuando fue elegido, y se presentará al próximo congreso del partido si la militancia le apoya. "Si veo que hay agua en la piscina, no faltaré a la cita", ha dicho.

 

En una entrevista en el programa 'Salvados', en La Sexta, recogida por Europa Press, Sánchez ha insistido en que, después de dejar su acta de diputado, se va a dedicar a recorrer España para escuchar a los militantes del PSOE y ha explicado que, si siente que tiene apoyo, intentará volver a la Secretaría General del partido, aunque ha reconocido que, desde su nueva posición, tendrá dificultades.

 

De hecho, ha acusado a la Gestora que ahora dirige el PSOE de llevarle a esta renuncia, al no permitir que sólo se abstuvieran once diputados socialistas en la investidura de Mariano Rajoy, con ese objetivo. A su juicio, con esa decisión de que la abstención fuera en bloque, la actual dirección del partido quería situarle ante una situación "imposible": o se abstenía, en contra de su posición, o rompía la disciplina y el mandato del Comité Federal.

 

"La única opción que tenía era salir del Congreso", ha dicho, para después subrayar que ésta era "la intención" de la Gestora, quitarle "cualquier tipo de plataforma y de recursos" para el proceso de primarias que se abrirá "contra los aparatos" que, ha dicho, actuarán apoyando a "otras candidaturas".

 

SUSANA DÍAZ TIENE QUE "DAR UN PASO AL FRENTE" Y COMPETIR

 

Eso sí, ante la pregunta de si quiere enfrentarse a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, en unas primarias, Sánchez ha subrayado que la también líder del PSOE andaluz tiene "la responsabilidad y la obligación de dar un paso al frente y presentarse" a ese proceso. "No estoy muerto, aquí estoy", ha remachado después, cuando se le ha planteado si Díaz ha querido 'acabar' con él.

 

Además, Sánchez ha desvelado que, después de las elecciones del 26 de junio tuvo muchas dudas sobre la posición que tenía que tener el PSOE y ha explicado que tomó una decisión después de una conversación con el líder del PP, Mariano Rajoy, que le avisó de que, además de ser investido, necesitaba contar con los socialistas para gobernar.

 

Y, ahora, ha dicho, después de que su abstención haya permitido el Gobierno del PP, cree que el PSOE "se ha quedado en tierra de nadie". Esto, ha afirmado, se ha comprobado en el debate de investidura de Rajoy: "Una de las cosas que vi es que el país no tiene oposición", ha afirmado.

Noticias relacionadas