Pedrajas presupuesta 422.519 euros para instalar una red de calor con biomasa para cinco edificios

Estos cinco edificios utilizan gasóleo como combustible para la calefacción, lo que supondrá un importante ahorro con la nueva instalación.

El pleno del Ayuntamiento de Pedrajas de San Esteban (Valladolid) ha aprobado el expediente administrativo para licitar la redacción del  proyecto y ejecución de un sistema centralizado de calefacción para 5 edificios municipales, para el que se presupuesta un total de 422.519 euros.

  

Según recoge el informe de diagnostico energético previo elaborado por el IDAE actualmente cinco edificios municipales utilizan el gasóleo como combustible para la calefacción y el agua caliente sanitaria, lo que supone un consumo anual de 48.000 litros y un gasto aproximado de 40.000 euros.

  

El proyecto supone una inversión de 422.519 euros y se financiará íntegramente con el fondo de inversión en diversificación y ahorro de energía (Fidae).

  

La propuesta recoge la instalación de una caldera de pellets de 500 kilovatios de potencia apoyada por dos depósitos acumuladores de agua caliente de 5.000 litros cada uno. Esta nueva caldera estaría situada junto al Frontón municipal en dependencias de nueva construcción, y estaría alimentada por un silo de 15 toneladas y un sistema de alimentación automático.

  

Como medida de seguridad para el suministro de energía térmica se propone la reutilización de la caldera de gasóleo del colegio de primaria para el apoyo en días de frío extremo. Además, se incluirá un sistema de control con una programación en función de las necesidades.

  

El anillo de distribución de calor dispondrá de un equipo de bombeo controlado por vaciadores de frecuencia para adaptar el caudal  de suministro de agua caliente a la demanda.

  

El proyecto se complementa con otras medidas de ahorro energético como la instalación de válvulas termostáticas en los radiadores, la instalación de paneles solares térmicos

  

Según ha señalado el alcalde de la localidad, Sergio Ledo, esta inversión supone una reducción en los costes de suministro de combustible y un importante ahorro económico para las arcas municipales, por lo que lo considera "una apuesta por la materia prima y los combustibles de la zona de tierra pinares como puede ser el pellets o la cáscara de piñón" para ahorrar la emisión de 129 toneladas de CO2 a la atmósfera cada año.