Paula Echevarría ya juega con su Baby Pelón para ayudar a los niños con cáncer

   La Fundación Juegaterapia, que ayuda a los niños enfermos de cáncer a través del juego, pone a la venta hoy dos nuevos Baby Pelones para que, además de ser los muñecos más bonitos del mundo porque están inspirados en los niños enfermos de cáncer, se conviertan también en el regalo de la solidaridad y la empatía en Navidad. 

   Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente ya han realizado sus reservas de los nuevos modelos de Baby Pelones en todas las tiendas donde estarán disponibles en España y pronto pasarán a recogerlos. La actriz y modelo Paula Echevarría ha querido participar en esta bonita iniciativa de la Fundación Juegaterapia. Y es que la actriz es conocida por ayudar en numerosos eventos solidarios. Hace poco la vimos apoyando con su imagen al calendario solidario de Nupa, asociación cuyo cometido es ayudar a los adultos y niños que necesitan un trasplante multivisceral. 

 

Esta vez la mujer de Bustamante ha realizado el diseño del pañuelo de uno de los nuevos muñecos junto a su hija Daniela, con multitud de estrellas, planetas y galaxias llenas de luz. Paula quiere transmitir así, de la mano de Juegaterapia, todo su cariño y fuerza a estos pequeños luchadores como su amiga Luna, que aparece con ella en la imagen. 

 

Jorge, de 11 años y que acaba de terminar su tratamiento de quimioterapia, ha diseñado el pañuelo del segundo muñeco lleno de dibujos de juegos infantiles para recordarnos la importancia del juego en los niños. Él también quiere mandar de esta forma un mensaje de apoyo a todos los demás niños que, como él, han pasado esta enfermedad y sus consecuencias como por ejemplo quedarse sin pelo. 

 

Baby Pelones son los muñecos y muñecas más bonitos del mundo porque están inspirados en todos los pequeños que luchan contra la enfermedad y son un homenaje a ellos. No tienen pelo y llevan un pañuelo en la cabeza, con diseños originales de El Hombre de Negro, Alejandro Sanz, Alba Carrillo, Rossy de Palma, Vicky Martín Berrocal, Amelia Bono y María una pequeña luchadora. Están fabricados en España, tienen un precio de 11,95 € y el 100% de los beneficios de la venta va destinado a Juegaterapia.

 

Estos muñecos son una idea original de la Fundación que trabaja para que los niños enfermos de cáncer en los hospitales sean felices. La Fundación puso en marcha esta iniciativa hace un año para sensibilizar a la población sobre el cáncer infantil a través de unos muñecos que muestran uno de los signos más visibles de esta enfermedad como es la pérdida del pelo. En un año se han vendido más de 150.000 unidades. 

 

Los Baby Pelones están pensados para todos los niños. Los pequeños que sufren cáncer y pierden su pelo podrán jugar con un muñeco de un aspecto dulce que no tiene pelo como ellos pero no por ello deja de ser bonito. Y todos los demás niños tendrán en sus manos un muñeco precioso que les ayudará a comprender los sentimientos de otros pequeños que pasan por una difícil situación. 

 

A través de ellos, se ayudará a niños a normalizar el cambio físico que sufren a causa de la quimioterapia reduciendo el estigma social, y a otros a comprender el inmenso valor de la empatía y la solidaridad.