Pau: "Me han educado para saber que tengo que sentirme afortunado de dedicarme a lo que me dedico"

El jugador reconoce que existe la opción de ser traspasado en este mercado de invierno pero espera que los Lakers no "me traspasen".

El pívot de Los Ángeles Lakers Pau Gasol aseguró, ante los rumores de traspaso que se centran en su figura y a dos días de la fecha límite para que se realicen cambios, que su intención es continuar en el equipo californiano y espera que la franquicia "no" le "traspase", ya que "sería duro" para él, aunque reconoció que "hay posibilidades de que suceda" antes de que se cierre el mercado este jueves.

  

"Los periódicos hablan de ello y es algo que está ahí, hay posibilidades de que suceda. ¿Quién sabe? Si me traspasan os diría que ha sido un placer estar aquí y que ya nos veremos más adelante, pero espero que no suceda porque sería duro", declaró el español tras el entrenamiento del equipo.

 

 

Gasol, consciente de que este miércoles podría jugar su último encuentro con los Lakers después de seis años en los que ayudó al conjunto angelino a llegar a tres Finales de la NBA y alzarse con dos anillos de campeón, manifestó su deseo de quedarse.

  

"Es posible que me vaya, aunque insisto, espero que no suceda. Pero es una posibilidad y algo que siempre hay que tener en cuenta, que podría ser mi último partido aquí. A medida que nos acercamos a la fecha límite supongo que los rumores se intensifican", admitió.

  

El catalán, que estuvo cerca de fichar por Houston en un traspaso múltiple entre tres equipos en diciembre de 2011 antes de que el por entonces comisionado de la NBA David Stern denegase la operación, bromeó con que lidera la liga en cuanto a rumores de traspaso se refiere, y es que ya ha estado relacionado con Cleveland, Phoenix o Charlotte, según la ESPN y otros medios norteamericanos. "Por supuesto, con diferencia soy el líder", comentó.

  

No obstante, Pau Gasol sabe que debe afrontar lo que pueda ocurrir. "Me han educado para saber que tengo que sentirme afortunado de dedicarme a lo que me dedico. He sido muy feliz aquí y si llega un punto en el que las cosas cambian, habrá que aceptarlo. La vida consiste en aceptar los retos y adaptarse a las nuevas realidades", afirmó.

  

El contrato de Gasol con los Lakers, donde cobra 19.7 millones de dólares, expira el próximo 1 de julio, por lo que si no se produce un traspaso, en verano podría convertirse en agente libre por primera vez en sus 13 años como profesional.

  

"Ese planteamiento lo hace todo más fácil para mí. Puedo esperar a que llegue el momento para ver qué puedo conseguir. Por fin tendré yo la sartén por el mango, así que eso es bueno, aunque lo que más me interesa es jugar un buen final de temporada, sin lesiones, y dar todo lo que tengo", sentenció.