Pau Gasol coquetea con el 'triple-doble' e Ibaka también ayuda para ganar

Pau Gasol

El catalán Pau Gasol y el hispano-congoleño Serge Ibaka fueron los dos jugadores españoles en saborear triunfos en la jornada de la NBA, con el primero coqueteando con el 'triple-doble', mientras que Ricky Rubio y José Manuel Calderón, pese a sus buenas actuaciones, cayeron derrotados.

En el United Center, Chicago Bulls sacó una valiosa victoria ante uno de los rivales directos en la Conferencia Este, Washington Wizards, a quienes derrotaron por un ajustado 109-104 con una gran actuación coral que compensó las bajas y con Pau Gasol mostrando su gran versatilidad.

El pívot de Sant Boi no estuvo a su nivel anotador, con tan sólo 10 puntos y cinco lanzamientos a canasta, pero dejó claro que es uno de los interiores más completos de la liga con 15 rebotes y nueve asistencias, a una de haber firmado el 'triple-doble'.

Junto a Gasol, en los Bulls, que no contaron ni con Jimmy Butler, Derrick Rose, Nikola Mirotic y Joakim Noah, sobresalieron secundarios que dieron un paso adelante como E'Twaun Moore y Taj Gibson, ambos con 17 puntos, o Tony Snell, que metió 16, con 4/5 en triples.

Con esta actuación de equipo (ocho jugadores anotaron diez o más puntos) y el dominio reboteador (50-42), los de Fred Hoiberg pudieron sumar su tercera victoria consecutiva y asentarse en los puestos de 'play-offs' del Este. La victoria se fraguó con un parcial de 13-0 en el tercer cuarto que permitió a los locales irse por encima de los diez puntos (76-62), ventaja que acertaron a gestionar.

La otra victoria de la jornada la protagonizó Serge Ibaka, que participó con 13 puntos, con 6/12 en tiro, y 8 rebotes en la victoria de los Thunder de Oklahoma City por 116-103 sobre los Mavericks de Dallas, y evitar así un tercer revés consecutivo.

Tras caer claramente ante Cleveland Cavaliers, los Thunder se repusieron ante la franquicia texana, que ha perdido sus cuatro enfrentamientos de esta temporada con su rival y que no sacó partido a la mejor noche anotadora del año del alemán Dirk Nowitzki, autor de 33 puntos.

Para compensar la actuación del germano, una vez más se unieron Russell Westbrook y Kevin Durant para combinar 48 puntos, 24 cada uno, y con el base repartiendo además 13 asistencias, mientras que el poderío reboteador local apabulló al visitante (52-42). Dallas consiguió llegar con opciones a los últimos doce minutos (87-81), pero encajaron un parcial de inicio de 15-0 que finiquitó el choque.

BUENAS ACTUACIONES DE RICKY Y 'CALDE' SIN PREMIO

En el bando de las derrotas están las de los bases Ricky Rubio y José Manuel Calderón, aunque ambos brillaron con sus respectivos equipos, Minnesota Timberwolves y Nueva York Knicks.

Así, el catalán, que realizó un buen 'doble-doble' con 12 puntos, con sólo un tiro fallado, y 12 asistencias, no pudo evitar la derrota en la cancha de Toronto Raptors, que igualó su mejor racha histórica como local (9 victorias) al imponerse por 115-105, gracias a un gran último cuarto de Kyle Lowry y DeMar DeRozan.

Los dos tiradores firmaron 20 de los 27 puntos en ese periodo de la franquicia canadiense y fueron claves con un triple cada uno en el minuto final para decantar la balanza de su lado cuando el partido estaba apretado (107-103).

"Cometimos algunos errores al final y ellos metieron sus tiros, pero fue un buen partido. Especialmente en su casa, son un equipo difícil de batir y eso es por lo que son los segundos en el Este, así que tenemos que estar orgullosos por la forma en la que jugamos", indicó Rubio sobre la actuación de los 'Wolves', liderados por Andrew Wiggins (26).

Finalmente, José Manuel Calderón fue el segundo máximo anotador de unos Knicks, que siguen si levantar cabeza y que perdieron por un ajustado 108-105 en la cancha de Indiana Pacers, su decimotercera derrota en los últimos 15 partidos.

El extremeño se fue hasta los 20 puntos, con mucha efectividad en el triple (4/4), pero ni su aportación ni la de Kristap Porzingis (22), que tuvo un triple para haber puesto por delante a los de Kurt Rambis en los segundos finales, sirvieron para sumar una victoria que les mantuviese en la pelea por unos 'play-offs' cada vez más complicados. La clave de la victoria de los Pacers la tuvo el alero Paul George, que anotó 25 de sus 27 puntos tras el descanso, 15 en el último cuarto.