Patio Herreriano y la Colección Arte Contemporáneo revisarán relaciones tras la denuncia del convenio

Acceso al Museo Patio Herreriano. TRIBUNA

Este convenio suponía la cesión de más de mil obras de la Colección al Museo desde el año 2000. El Ayuntamiento apuesta por que el segundo acabe siendo una "referencia" en la ciudad.

El Museo Patio Herreriano de Valladolid y la Colección Arte Contemporáneo analizarán el próximo mes de junio el futuro de sus relaciones después de que la Colección haya denunciado el convenio por el cual las más de mil obras que compila se cedieron en el año 2000 al espacio museístico de la ciudad.

 

Así lo ha trasladado la concejal de Cultura, Ana Redondo, quien en una entrevista concedida a Europa Press se ha referido a la situación tras la denuncia del convenio por parte de la Colección, de modo que tendrá que ser revisado en junio, momento en el que se conocerán "exactamente" sus intenciones en lo que tiene que ver con "implicarse y mantenerla" o no.

 

En este sentido, la edil ha recordado que en la Colección participan empresas que se encuentran "en muy distinta situación": desde las "grandes y consolidadas" hasta las que "han pasado por grandes dificultades" y pueden pensar precisamente en ella "como un recurso económico".

 

Tras asegurar que su objetivo pasa por "preservar a toda costa" la colección de vanguardias, que abarcan desde el año 1916 hasta el 1956, "núcleo duro de la colección" y "muy especial" porque no existe otra de las mismas características, Ana Redondo ha incidido en que permanecen pendientes a los deseos de algunas de las empresas integrantes de la Colección.

 

"Hasta que no se aclare y se ponga encima de la mesa, habrá una incertidumbre que espero acabe cuanto antes", afirma antes de asegurar que el Consistorio está "encantadísimo" con la permanencia de la Colección aunque, matiza, necesita saber en qué condiciones se quedaría.

 

POSIBILIDADES

 

Redondo, quien de nuevo confiesa su deseo de que el Patio Herreriano sea "un museo sentido por la ciudad", algo que a su juicio no ocurre ahora, y que "complemente" su oferta museística, insiste en la importancia de la permanencia de la Colección en Valladolid aunque, matiza, el Museo debe de abrirse "a otras cosas".

 

La opción "fantástica" para el Patio Herreriano, según la concejal de Cultura, es convertirlo en subsede del Reina Sofía, como ya lo adelantara el pasado verano el alcalde, Óscar Puente. En este sentido, considera que la de la vinculación con el Reina Sofía es "una vía a explorar" de la que ya se ha hablado con el presidente de la Colección, Jose Lladó.

 

Redondo defiende que esta decisión sería favorable para el Museo dadas las sinergias que se crearían por la posibilidad de acercar a Valladolid colecciones del Reina Sofía, de establecer diálogo entre los dos espacios y de intercambiar colecciones y obras "enriqueciendo la oferta".

 

En este sentido, reconoce que la aportación del Ayuntamiento "no es suficiente" para mostrar colecciones "realmente interesantes desde el punto de vista internacional", que es su objetivo, y por eso cree que  podría lograrse de mano de esa relación con el Reina Sofía.

 

En el marco de la apertura del Museo a otras propuestas se ubica la exhibición de creaciones de artistas locales "de grandísima calidad" que estarían interesados en mostrar su obra en este espacio. "Se trata de abrirlo a otras propuestas no más locales pero sí más de la ciudad en complemento a todas las exposiciones que se hacen en las salas municipales", defiende Redondo, quien considera que esa "relación y diálogo" con el resto de salas "tampoco" se ha valorado hasta la fecha y "sería interesante".

 

"Si finalmente el convenio, una vez denunciado por la Colección, se revisa, sería interesante que el Patio Herreriano entre a formar parte de la propuesta general, que es muy amplia y atractiva y donde puede tener mucho que decir ya que, en este momento, creo que no lo dice", concluye.