Pascual Herrera, José Miguel Román y Manucho, emisarios reales en la Cabalgata que rinde homenaje a los cuentos

Ocho carrozas, cinco pasacalles, tres agrupaciones musicales, cuatro de animación, 150 actores y 400 niños y figurantes componen un desfile que cuenta con un presupuesto de 95.000 euros.

El presidente de la DO Cigales, Pascual Herrera; el presidente de la Junta de Cofradías de Valladolid, José Miguel Román y el futbolista Manucho serán este año los emisores reales de sus majestades de Oriente Melchor, Gaspar y Baltasar en una Cabalgata de Reyes, que este año rendirá homenaje a los cuentos clásicos.

 

Así lo ha presentado esta mañana el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, quien ha señalado que participarán ocho carrozas, dos trenes, cinco pasacalles, otras tantos espectáculos itinerantes, tres agrupaciones musicales, cuatro de animación y dos bloques de jinetes. León de la Riva ha confirmado que el presupuesto es de 95.000 euros, de los cuales Gaza, el principal patrocinador, aportará una cantidad cercana a los 14.500 euros.

 

Y como los cuentos clásicos serán los protagonistas de la Cabalgata, en ella no podrán faltar Pinocho, el Patito Feo, Caperucita Roja, Blancanieves y los siete enanitos, Peter Pan, la Cenicienta, Ali Baba y los 40 ladrones, Aladino y la lámpara maravillosa, el Soldadito de plomo, la Gallina de los huevos de oro, Alicia en el país de las maravillas, Hánsel y Gretel y Los tres cerditos.

 

Desde la organización se confirma que participarán en el desfile más de 150 artistas, 400 niños y adultos figurantes y 200 personas de organización, personal de seguridad y trabajadores municipales. Se calcula que se lanzarán más de 3.500 kg. de caramelos aptos para celiacos.

 

La Cabalgata comenzará a las 19.30 horas partiendo del Paseo de Filipinos, Plaza de Colón, Acera de recoletos, Plaza de Zorrilla, Miguel Íscar, Plaza de España, Duque de la Victoria, Ferrari y el final en la Plaza Mayor.

 

El alcalde ha pedido “prudencia”, especialmente a los niños, durante el transcurso de la cabalgata. “Estableceremos unos cordones de seguridad y los conductores de los vehículos que participan están  muy atentos, pero hacemos un llamamiento para que los padres estén muy pendientes de sus hijos y evitar cualquier accidente”.