Partido crucial para afianzarse en el liderato

El VRAC Quesos Entrepinares recibe este domingo (12,30 horas, campos de Pepe Rojo) al segundo clasificado, el Bizkaia Gernika, al que aventaja en dos puntos. Es un envite crucial de cara al desenlace de la fase regular, puesto que de obtener el triunfo, el conjunto quesero se haría con un buen margen de maniobra para los cuatro encuentros restantes.

Lisandro Arbizu, técnico y jugador del VRAC Quesos Entrepinares, elogió el comportamiento de sus hombres en las últimas semanas, capaces de convivir con las adversidades y superarlas, lo que les pone en posición de consolidarse en la cabeza de la tabla cuando hace un mes parecía que las metas a corto plazo debían modificarse después de dos derrotas consecutivas.

 

Ahora, el VRAC recibe a un equipo mermado por las bajas que ha sufrido un bajón de juego y resultados certificado con la derrota que padeció el pasado fin de semana ante el Cetransa El Salvador. Arbizu y el resto del cuerpo técnico tomó buena nota de ello, aunque rechazó tajantemente "subestimar" al adversario.

 

En este sentido, consideró que el conjunto vasco reflejará sobre el pasto de Pepe Rojo el juego que viene realizando durante toda la temporada. "Basa su juego en la continuidad en delantera, en el pick and go para abrir huecos adelante y conseguir espacios para generar buenas pelotas. Hay que estar fuertes en los placajes. Eso va a ser determinante", analizó Lisandro Arbizu.

 

Sea cual sea el resultado que se produzca finalmente el domingo, Arbizu dejó claro que cualquier cosa puede pasar en el resto de jornadas e incidió en mantener la constancia. "Como hemos visto se pueden tener momentos malos y buenos pero la clave es la constancia, porque al igual que llegas arriba puedes perderlo muy rápido", sentenció.

 

Para este encuentro, Arbizu no podrá contar con los lesionados Álvaro Abril, Alberto Pastor, Alex Gutiérrez Muller y Fernando de la Calle. Tampoco con los seleccionados por España para enfrentarse a Portugal: Adam Newton, Glen Rolls y Pedro Martín Perico.