Parker convierte a Francia en el rival de semifinales

La selección de Francia jugará este viernes las semifinales del Eurobasket tras deshacerse este miércoles de la anfitriona Eslovenia (62-72).

En un encuentro en el que Tony Parker, autor de 27 puntos, marcó las diferencias y que permitirá a los galos reencontrarse con su verdugo en la última final del torneo, España, en la siguiente ronda.

 

La estrella gala asumió el peso del partido en los momentos clave y resultó imparable para el conjunto de Boza Maljkovic, a pesar del espíritu indomable de los locales, que nunca dejaron de creer en sus posibilidades. El jugador de los San Antonio Spurs anotó 17 puntos en una segunda mitad pletórica.

 

Porque Eslovenia aguantó durante los primeros dos cuartos. Soportó su dramática falta de acierto desde el perímetro (1/14 al descanso, 6/25 al final) para competir ante un cuadro de Collet con problemas para encontrar vías de anotación que no naciesen de su '9', omnipresente.

 

Los galos encontraron el punto óptimo de rendimiento justo tras la reanudación (24-26), logrando un 2-10 de parcial que elevó su renta hasta los diez puntos, una diferencia no demasiado elevada pero crucial en un duelo de tanteo bajo. La muñeca del barcelonista Nachbar y sobre todo la garra de los Dragic metió de nuevo a los locales en el partido, bajo el empuje de un pabellón entregado al sueño.

 

Goran Dragic (18 puntos) tiró de galones y forzó un final apretado (57-61, min.36) pero Eslovenia no llegó nunca a terminar su remontada y dobló la rodilla ante una Francia inabordable por el dominio de su estrella, que fulminó el sueño de la ilusionante Eslovenia y ya amenaza el 'triplete' de España, un rival con cuentas pendientes y con la que se verá este viernes en semifinales tratando de vengar la derrota en la final de hace dos años.