“Parecía que nos habían echado un mal de ojo; pero hemos cambiado la tendencia”

El alcalde de Tordesillas, José Antonio González Poncela, en el patio de la Casa del Tratado (Tordesillas) Fotos: A.MINGUEZA

El alcalde de Tordesillas, José Antonio Gozález Poncela, dice que en esta legislatura se ha revertido el estado de endeudamiento del Ayuntamiento y que, a pesar de los recortes, no se ha suprimido ningún servicio.

 

José Antonio González Poncela recibe en su despacho de Alcaldía a Tribuna de Valladolid. Ojea el correo diario. Tras la entrevista paseamos en dirección a la Casa del Tratado donde tiene un acto. La gente le para por la calle y conversa amigablemente con el que es alcalde desde 2011.

 

¿Se imaginó alguna vez que sería alcalde de Tordesillas?

Yo nunca me imaginé que iba a ser alcalde. La primera vez que fui en una lista electoral fue en el año 99 en la candidatura del PSOE con 22 años; desde los 25 fui concejal de Deportes y en la última legislatura me propusieron ser el candidato a la Alcaldía, sustituyendo a Emilio Álvarez. Me gusta mucho la política, Tordesillas y los vecinos me han dado su apoyo.

 

¿En qué ha cambiado su vida?

Sobre todo en un aumento  de la responsabilidad, estás alerta 24 horas los 365 días. Me ha hecho madurar más rápido.

 

¿Sigue saliendo a tomar una copa?

En fiestas absolutamente nada porque hay que estar pendiente de todo. El resto del año, mucho menos que antes. A veces me llaman mis amigos para cenar y muchas veces no puedo porque tengo actos y otras obligaciones.

 

¿El mejor momento de estos cuatro años como alcalde?

Son muchos. Sería difícil quedarme con tan solo uno. Quizá el cariño y el apoyo recibido de la gente cuando, por ejemplo, lo he pasado mal en fiestas. Hubo una campaña masiva de apoyo al alcalde ante las amenazas que había tenido de muerte. Han sido cuatro años fantásticos.

 

¿Y el peor momento?

Ha habido dos. Por un lado, el conflicto que se creó este año en el torneo del Toro de la Vega y, por otro, a los pocos días de entrar como alcalde, la nueva captación de agua produjo una serie de fugas importantes y durante algunos días tuvimos sin agua a muchos vecinos. Lo pasé personalmente muy mal.

 

Por último, Tordesillas en una palabra.

Es mi casa, conozco prácticamente a todo el mundo. Es mi círculo de confort, soy feliz y quiero seguir siéndolo. Por eso estoy en política: para que mi casa esté lo mejor posible.

José Antonio González Poncela (Valladolid, 1977) es el alcalde de Tordesillas desde 2011. Anteriormente fue concejal de Deportes. Diplomado en Relaciones Laborales por la UVA es también vicepresidente de la Comisión de Deportes de la FEMP y el representante de los Ayuntamientos de España en el Consejo Superior de Deportes. Se siente orgulloso por la labor que ha encabezado al frente del consistorio de Tordesillas y asegura haberlo “salvado de la ruina”.

 

¿Qué balance hace el alcalde de Tordesillas de esta última legislatura?

Han sido cuatro años muy complicados para todos los ayuntamientos, porque la crisis económica ha provocado que cambie la legislación en cuanto a la forma de funcionar en la hacienda de cada Ayuntamiento y los presupuestos se han recortado muchísimo. Nosotros, por ejemplo, hemos pasado de 16 millones en 2011 a ocho millones de euros en los últimos presupuestos. Eso ha hecho que hayamos tenido que ajustar muchísimo, aunque estamos muy orgullosos porque no hemos cerrado ningún servicio, incluso hemos ampliado algunos otros como el de Respiro Familiar. En definitiva han sido cuatro años duros, pero estamos muy satisfechos. Hemos pasado de una situación en la que parecía que nos habían echado un mal de ojo, donde las empresas se nos marchaban, no teníamos dotaciones en el polígono, a una nueva etapa en la que ahora ya tenemos el polígono  prácticamente rematado, las empresas vuelven y se asientan otras nuevas. Hemos cambiado la tendencia.

 

Tordesillas era un Ayuntamiento muy endeudado.

Nos encontramos una deuda con proveedores de más de un millón de euros y con solicitudes de devoluciones de licencia de promociones que no se iban a desarrollar y que superaban el millón de euros. Teníamos menos ingresos, facturas no reconocidas y una deuda que nos asfixiaba. En cuatro años el resultado se ha revertido. Esta semana hemos cerrado la liquidación de 2014 con 208.000 euros de remanente de tesorería y con la reducción del periodo medio de pago a proveedores.

 

Presumen de trasparencia en su gestión.

Somos transparentes en varios sentidos. Cada dos o tres meses vamos a un barrio y hacemos un concejo abierto y nos exponemos a todo lo que los vecinos quieran proponernos; esas propuestas se llevan a la gestión municipal. La relación con los vecinos es transparente y además todas las cuentas del Ayuntamiento se cuelgan en nuestra página web. Esta semana se abrió también el Portal Tributario a disposición de todos los vecinos.

 

Repite como candidato el 24-M ¿le ha cogido gusto a la Alcaldía?

Nosotros siempre dijimos que en cuatro años no podíamos hacer todo lo que teníamos planteado. Todo lo que hemos realizado en esta legislatura ha sido ordenar el Ayuntamiento y salvarlo de la ruina. Ahora que ya empezamos a ver la luz y tenemos más recursos es cuando podemos empezar a trabajar en los proyectos más importantes que teníamos planteados.

 

¿Qué quiniela aventura para las elecciones municipales?

En Tordesillas hay un partido menos que en 2011, al contrario de lo que está ocurriendo en el resto de España que todo se está atomizando mucho más. Nosotros creemos que la gestión que se ha desarrollado es buena, pero el resultado electoral no lo sabremos hasta que no se abra la urna. Salimos a ganar en esta campaña y a someter nuestra gestión a la evaluación ciudadana.

 

Por cierto se presenta el Partido Animalista en Tordesillas…

El Pacma lleva presentándose varias legislaturas. En las últimas elecciones obtuvo 26 votos. Para ellos es una plaza propagandística, ni si quiera tienen a nadie de Tordesillas en la candidatura.

 

Toro de la Vega: Santo y seña de la tradición de Tordesillas y abanderado de la polémica animalista.

El Toro de la Vega supone quebraderos de cabeza para todos los alcaldes. Antes esos problemas se presentaban por si el toro era bueno o era malo, ahora para garantizar la seguridad de todas las personas que vienen al festejo, que nadie resulte herido y no haya ningún tipo de problema. Veremos este año como influye la nueva Ley de Seguridad Ciudadana que evitará manifestarse el día del torneo. No tiene sentido en el siglo XXI intentar boicotear un festejo para intentar prohibirlo por medio de la coacción. Esa prohibición se tiene que alcanzar en Las Cortes de Castilla y León, no en Tordesillas el día del torneo.

 

En Tordesillas se seguirá celebrando el Toro de la Vega mientras quieran los vecinos y se ajuste a la legalidad 

 

¿Se sintió solo tras lo sucedido en el último festejo?

No. Me sentí arropado por todos los vecinos y por toda la gente que vino al torneo.

 

¿ Y por su compañeros de partido?

Toda la gente del partido de Valladolid y de la Comunidad también vino a mostrarme su apoyo.

 

¿Seguirá celebrándose el Toro de la Vega?

Siempre que sea legal y los vecinos de Tordesillas lo quieran, entiendo que tendrá que seguir celebrándose.

 

¿La anulación de Meseta Ski fue un revés para Tordesillas?

A mí particularmente me gusta más el proyecto actual que el anterior. Me parece mucho más completo que el original. Tordesillas se convertirá en capital del turismo de aventura de la provincia y eso atraerá a muchas familias y permitirá que las casas rurales y los restaurantes que se edificaron en torno al proyecto puedan tener actividad y empleo.

 

 

También es capital de las motos…

Tordesillas desde el año 85, en su primera edición, debe mucho a todos los moteros. Siempre hemos creído que Tordesillas es la capital invernal de la moto, ciudad motera y este año se ha vuelto a reflejar con muchos participantes y un gran ambiente.

 

Mucho se le debe también a la Reina Juana

Prácticamente le debemos todo. Gracias a su presencia, Tordesillas era el epicentro político de toda Europa porque la Reina fue vecina de aquí muchos años. Ahora trabajamos en el quinto centenario de la llegada de Carlos V a España, que precisamente vino a Tordesillas porque aquí estaba la Reina.

 

"Tengo claro que mi prioridad es Tordesillas. Ya renuncié hace cuatro años a ser diputado provincial"

 

¿Cómo ha sido su relación con la oposición?

Ha habido un antes y un después. Cuando estaba la señora Zarzuelo [PP] la relación era un poco tensa; desde el momento en que dimitió, la relación con el portavoz del grupo popular, Javier González Vega, ha sido muy buena. Hemos logrado muchos acuerdos por unanimidad, incluso hasta en los presupuestos. Esos e ha reflejado en el avance de Tordesillas; han dado un ejemplo de oposición constructiva.

 

¿Cómo le han tratado las instituciones de otro color político que el del Ayuntamiento de Tordesillas?

Muy bien. Yo no tengo queja de nadie. Ha habido buena disposición por parte de todas las instituciones: Diputación, Junta y Gobierno de España y se han sacado los proyectos adelante.

 

¿Cómo anda de habitantes Tordesillas?

Tordesillas no se ha movido mucho. Estamos rozando los 9.000 habitantes. En ese sentido no hemos tenido crisis demográfica.

 


¿Qué proyectos plantea si sigue como alcalde?

Hay varios proyectos: en materia deportiva, una instalación con pista de atletismo en Valdegalindo; nos gustaría construir otro pabellón polideportivo, y en el capítulo patrimonial nos gustaría recuperar edificios históricos para darles un uso municipal,  el primero de ellos sería la iglesia de Santiago para reconvertirla en archivo histórico municipal.

 

¿Se ve en Diputación?

Yo tengo claro que mi prioridad es Tordesillas. Ya lo demostré hace cuatro años cuando renuncié a ser diputado provincial para dedicarme en cuerpo y alma a Tordesillas.