Parece que fue ayer: 'El Yoyas' y Fayna... 15 años de amor

Solo 17 días juntos en la casa de Gran Hermano bastaron para que se enamorasen... y hasta hoy.

Cuando los conocimos en 2001 nadie apostaba por su relación. Solo 17 días juntos en la casa de Gran Hermano y las broncas eran continuas y monumentales.

 

No obstante, han pasado 15 años y Carlos Navarro 'El Yoyas' y Fayna son un matrimonio feliz y normal con dos hijos en común. No podemos negar que 'El Yoyas' es una caja de sorpresas.

 

Por la imagen que teníamos de la casa de Gran Hermano, no podíamos pensar que a día de hoy sería concejal en Villanova del Camí y que sería un padre modelo y un marido formal. Se conocieron, y los conocimos, en 2001 en la casa de Gran Hermano 2.

 

Carlos Navarro era un joven incorregible al que nada le parecía bien y que montaba auténticas broncas ante cualquier mínimo problema. "Yo quería el dinero para tabaco y cola cao y mis compañeros para cereales", decía en la entrevista que concedió la pareja al programa de María Teresa Campos, Qué tiempo tan feliz.

 

Solo 17 días hicieron falta para que Carlos y Fayna se enamoraran, pero también para convertirse en la pareja con más problemas de la edición. Las discusiones eran lo común en esa relación, lo raro era estar bien. Hasta tal punto que Carlos Navarro fue expulsado del reality ya que la dirección consideró que en una pelea la actitud de él había sido muy agresiva Una vez fuera de la casa, tanto él como ella aprovecharon su mediática relación.

 

A él lo vimos en Crónicas Marcianas y a ella en La Isla de los famosos. Sus caminos se juntaron de nuevo y abrieron el bar 'La taberna del Yoyas' en Barcelona. Pero esos días de juventud ya quedan lejos y la pareja se ha estabilizado y se ha alejado del mundo de la televisión y las polémicas.

 

En 2008, Carlos habló de política con Jordi Évole en Salvados y hoy es noticia porque se ha convertido en un representante político de Villanova del Camí. El año pasado, el matrimonio estuvo en el plató de Qué tiempo tan feliz y dejaron ver que son una pareja como otra cualquiera, que disfruta de sus hijos y de su vida en común. Quién lo diría en 2001...