Parados en Movimiento limpia los márgenes del Esgueva para sentirse "útiles a la sociedad"

Los 'Parados en Movimiento' se manifiestan en la plaza Mayor antes de ir a limpiar las márgenes del Esgueva.

Se manifiestan en la Plaza Mayor, como cada lunes, exigiendo soluciones a la problemática del desempleo. Creen que la prevención y la limpieza de los montes para evitar los incendios puede ser una alternativa a la creación de empleo.

Una semana más, Parados en Movimiento llevó a cabo una nueva edición de su particular ‘Los lunes al sol’. Pero esta vez fue mucho más activo que de costumbre. A media mañana, medio centenar de parados se concentraban en la Plaza Mayor de la ciudad exigiendo soluciones a la problemática del desempleo y pidiendo prisión para los casos de corrupción.

 

Luego, y tal y como señalaba el presidente de esta agrupación, Adolfo Potente, que reúne a dos centenares de parados, se desplazaron hasta el cauce del río Esgueva en su desembocadura, para acometer tareas de limpieza. “Hemos logrado llenar una veintena de sacos con basura y maleza que ha traído la crecida”, dijo el presidente, que ya acumula dos años en el paro, desde que perdió su empleo como vendedor de muebles.

 

“Lo que queremos es hacernos  visibles, como todos los lunes, y por eso hemos efectuado un gesto simbólico: pretendemos ser útiles y con actos de este tipo podemos demostrar que nuestra intención es la de encontrar trabajo y no sentirnos parásitos de la sociedad”, explica Potente.

 

Asimismo, Parados en Movimiento cree que en la conservación y la limpieza de los montes puede ser un buen sector para crear puestos de trabajo. “Lo que queremos es trabajar y denunciar que sí que hay dónde trabajar. Con la primavera que viene, este año los bosques, pinares y el monte va a estar con mucha maleza y si no se llevan a cabo labores de prevención vamos a sufrir un verano con muchos problemas. En definitiva creemos que hay trabajo: no apagando los incendios, sino teniendo una prevención”, dice Adolfo Potente.

 

Por último, esta Asociación llevará a cabo otro acto cargado de simbolismo el próximo 27 de mayo con una donación de sangre. “Nuestra voluntad es la de colaborar y participar en la vida ciudadana, y qué mejor que dando lo que tenemos: nuestra propia sangre”, concreta.