Parada en Burgos para disfrutar de la Cerveza Dolina

En nuestro recorrido por Castilla y León en busca de las microcerveceras de la comunidad, esta vez paramos en Burgos, para encontrarnos con Francisco y Víctor, cuerpo y alma de Cerveza Dolina.

 

 

 

Ficha de CERVEZA DOLINA

 

Brebajes del Norte S.L.

 

www.cervezadolina.com

 

Nace como idea en Verano de 2013 y fabrica en sus instalaciones desde Junio 2014

 

Producción: Más de 6000 litros al mes

 

2 variedades de cerveza en mercado actualmente

 

Fabrica para otras marcas: No

Junio de 2014 es la fecha en la que Dolina comienza a producir en sus actuales instalaciones de Burgos. Antes de esto, Dolina era una de tantas marcas que externaliza su elaboración, en ese caso, se fueron hasta Logroño para poder comenzar la andadura de dos emprendedores que vieron una salida laboral apasionante y con futuro en la elaboración de cerveza artesanal y de calidad.

 

Francisco José Salvador, con estudios de comercio y marketing, y una trayectoria de más de nueve años en empresas vinculadas con el sector de la automoción y Víctor Sagredo, ingeniero agrónomo con su paso por algunas bodegas, y la dificultad para incorporarse en un puesto fijo en el mercado laboral, unen sus caminos a raíz de su afición a elaborar en casa para dar a luz lo que hoy empieza a ser un referente por volumen y penetración de mercado en el sector hostelero dentro de Burgos y poco a poco de cara al exterior, a gran distancia aún de las marcas industriales, pero haciéndose un hueco en cañeros y estanterías de bares y tiendas.

 

Dolina es un nombre que hace honor a un lugar tan burgalés como importante para la historia del ser humano, Atapuerca. La búsqueda de un nombre para su marca que hiciera referencia a la procedencia, femenino como la cerveza y huyendo de los más habituales les llevo hasta la Gran Dolina, uno de los yacimiento arqueológicos más importantes de Europa, y huyendo de las obviedades como El Cid o La Tizona por los motivos mencionados, tomó prestado este nombre, menos conocido en general, pero que cumple a las mil maravillas las funciones de marca que buscaban.

 

Hoy por hoy, tanto Francisco como Víctor viven de la fábrica con dedicación exclusiva, siendo los únicos trabajadores de la misma. Es importante mencionar que para llevar a cabo esta aventura empresarial contaron con un grupo de inversores que permitió poner en marcha una planta de elaboración “en sus manos” dando forma a Brebajes del Norte S.L. y a la marca Dolina.

 

Una de las diferencias con gran parte del sector, si nos remitimos a fábricas similares, es que Dolina solo fabrica para sí misma. Los más de seis mil litros de producción mensual actual se reparten, según demanda entre sus dos variedades de cerveza, una rubia ligera al más puro estilo tradicional (Kölsh) y una tostada al estilo Belga (Belgian Dubbel) aunque todo indica que la familia de cervezas Dolina crecerá en breve.

 

Esta es otra de las peculiaridades con respecto a otros productores. Solo dos referencias y una gran producción hacen intuir su gran afán por competir con cervezas de proceso industrializado, y esto se nota cuando instalan un grifo de Dolina en Burgos, bien sea permanente o temporal, dado que la rotación de su cerveza con respecto a otras grandes marcas es equiparable en volumen y para el público muy superior en calidad. La lucha por minimizar las diferencias de precio convierte una caña de Dolina en algo muy atractivo para el consumidor y apuestan por este modelo, además de la botella, para poder ajustar la rentabilidad y crecer.

 

Con todo esto Dolina ya está presente en gran parte de España. Castilla y León, Madrid, Valencia, Galicia, Cantabria, País Vasco… habiendo notado un gran incremento de la demanda desde finales de 2014 hasta la fecha. Fuera de nuestras fronteras, de forma esporádica, Dolina ha llegado a EEUU, Alemania o Méjico.

 

Algo peculiar de esta marca es que atesora un gran número de premios de diseño, tienen en su haber 9 importantes galardones, habiendo sido premiados en Nueva York, Tokio, Boston, Londres, Barcelona…  lo que da muestras del gran trabajo que ha habido detrás de la marca Dolina y de su peculiar etiqueta, un rasca que deja al descubierto algunas de las joyas de Atapuerca. Un gran trabajo de una agencia de diseño que ha sido fundamental para poner en el mapa a esta cervecera. No solo en diseño, también en comunicación han sido premiados y han hecho una labor importante en este campo removiendo por las redes con el hastag #soydolinista.

 

Paradójicamente no disponen de ningún premio por sus cervezas, como ellos exponen, no han presentado sus variedades a concurso por no ser los estilos más demandados por los jurados a día de hoy en certámenes cerveceros. Seguirán tratando de encontrar la excelencia en sus recetas y quizá esto también llegue pronto.

 

¿QUÉ CERVEZA BEBER? – Dolina Belgian Dubbel

 

Una cerveza al más puro estilo Belga. Una tostada de las que podemos reconocer todos por haber probado una similar dado que las cervezas belgas llevan implantadas años en las barras de mucho de nuestros bares. Es una cerveza tostada, nos podemos esperar una cerveza con buen cuerpo y una espuma equilibrada. Es muy recomendable para aquellos que buscan ese paso más allá de las rubias habituales pero no quieren una cerveza estridente y complicada de beber. Toques a maltas caramelizadas sin empalagar, una cerveza compleja tipo abadía que puede suponer un buen puente hacia las grandes cervezas belgas, pero pasando por Burgos, que no está nada mal.

 

Tanto Burgos capital como provincia, Aranda de Duero por ejemplo, hace gala de otras microcerveceras que esperamos repasar pronto en Territorio Cervecero.