Para desafiar así a la gravedad hay que tener dos buenas ruedas y dos buenos...

El ciclista Michael Kollbek desafía la gravedad, el vértigo y el miedo en este espectacular vídeo de un minuto de duración, en el que conquista el acantilado vertical 'White Line' de Sedona, Arizona.



 

Un trail conocido, entre los 'riders' de 'mountain bike', como uno de los más peligrosos del mundo. La delgada línea entre la vida y la muerte es una de las características de este peligroso sendero de rocas rojas situado en Arizona. Un paisaje hostil en el que apenas cabe la rueda de una bicicleta y en el que un movimiento en falso puede terminar en tragedia.

 

 

El ciclista profesional experimentado de origen polaco, Michael Kollbek, que decidió atravesar la roca roja tallada, casi marciana, del paisaje de Sedona, confiado en sus habilidades y permitiéndose el lujo de saludar a la cámara. 

 

El metraje de poco más de un minuto de duración fue filmado por un drone con cámara integrada, dirigido por el fotógrafo Marshal Muller, que se situó sobre el polaco para no perder ojo de su andadura por el camino rojo con el 'Red Rock State Park' de fondo. Una ruta para la que sin duda hacen falta algo más que dos buenas ruedas.