Pantano se impone a Majka y Froome no deja que se mueva nadie

Pantano eleva los brazos en línea de meta

El ciclista colombiano Jarlinson Pantano (IAM) logró este domingo la mejor victoria de su carrera, mientras entre los favoritos no hubo movimiento. 

En una jornada propicia para la llegada de la fuga y para atacar el liderato del británico, Pantano se impuso en el sprint a Majka, después de darle caza en un impresionante último descenso camino de Culoz. El polaco, que pasó en cabeza por el último puerto y se colocó al frente de la clasificación de la montaña, sufrió una salida de carretera en la bajada que posibilitó el acercamiento del colombiano.

 

En el grupo de favoritos, el italiano Fabio Aru (Astana) y el español Alejandro Valverde (Movistar) fueron los únicos que intentaron hacer la guerra a un Chris Froome que volvió a imponer la tiranía del Sky y consiguió mantener su ventaja con cierta tranquilidad, a pesar de la dureza de las seis ascensiones del día.

 

En una escapada con grandes nombres, entre ellos Vincenzo Nibali (Astana), Dani Navarro (Cofidis) y Julien Alaphilippe (Etixx-QuickStep), el campeón polaco impuso su ritmo en la subida final y fue descolgando uno a uno a todos sus rivales. El último fue un Pantano que no pudo aguantar dos ataques durísimos del de Tinkoff, pero se mantuvo a la distancia suficiente para poder enlazar en el descenso.

 

Antes, Alaphilippe se había mostrado como el más fuerte, pero una avería mecánica redujo a cero sus posibilidades de triunfo parcial. Nibali, por su parte, tampoco pudo luchar por la etapa, ni sirvió de ayuda para un ataque de Aru que fue muy liviano para la fortaleza mostrada por el Sky.

 

A pesar del dominio del equipo del líder, sorprendió la falta de ambición, o de fuerzas, entre los aspirantes a un Tour que cada vez parece más cerca de las manos de Froome. Adam Yates (Orica) sufrió en la ascensión al Grand Colombier, de categoría especial, mientras que Bauke Mollema (Trek) y Nairo Quintana (Movistar) no encontraron buenas sensaciones en sus piernas y decidieron mantenerse a rueda.

 

Tejay van Garderen (BMC), fue el perjudicado de entre los mejores, perdiendo alrededor de un minuto y medio y dejando por el camino sus opciones de optar al podio en la ronda gala, situándose a poco menos de cinco minutos del amarillo.

 

La actuación de Quintana no impidió una jornada de festejo para el deporte colombiano, que logró su primera victoria en esta edición de Tour en el gran día de Pantano y de IAM, que por fin saboreó las mieles de una victoria en la 'Grand Boucle'.

 

Este lunes, la etapa será de transición con un recorrido de 209 kilómetros entre Moirans-en-Montagne y Berna que únicamente contará con un puerto de cuarta categoría, pero en el que los ciclistas se encontrarán varios repechos que podrían dar alas a la escapada y eliminar a los mejores sprinters.