Panrico paga 140 euros por empleado y la plantilla mantiene la huelga al creerlo insuficiente

 La dirección de Panrico ha pagado este miércoles 140 euros por trabajador tras anunciar el viernes pasado que abonaría un importe mínimo de 500.000 euros a distribuir de forma igualitaria, lo que la plantilla ha considerado "insuficiente" y mantiene la convocatoria de huelga indefinida a partir del 13 de octubre.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general intercentros de Panrico por CC.OO., Pedro Izquierdo, ha defendido la "indignación" de los trabajadores, pues ha considerado que estos 140 euros que la dirección ha abonado son del todo insuficientes y evidencia la negativa situación en la que se encuentra la compañía.

  

Este miércoles se producirá una reunión de mediación en Madrid entre los representantes de los trabajadores y la dirección de Panrico, si bien Izquierdo ha considerado que será "muy difícil" aplazar la huelga, que está convocada en todas las plantas de España.

  

El lunes la compañía catalana, que está en preconcurso de acreedores, inició el abono de las facturas de los autónomos con un primer pago de 752 euros a un colectivo de alrededor de 1.900 autónomos que tiene la empresa de alimentación.

  

Panrico, dirigida por Carlos Gila, ha incidido en que es necesario que se normalice la producción, la distribución y las ventas para que pueda seguir generando ingresos, ya que pierde 150.000 euros al día, y está trabajando en un plan industrial y de producción para que vuelva a ser competitiva en el contexto actual.

 

AMENAZA DE HUELGA INDEFINIDA

  

Los representantes de los trabajadores de Panrico anunciaron la convocatoria de una huelga indefinida a partir del 13 de octubre en respuesta a la gestión que ha hecho la empresa en su decisión de anunciar una suspensión de pagos y de presentar un preconcurso.

  

Aseguraron que sólo desconvocarían la huelga indefinida si prospera la inyección de liquidez y cobran las nóminas atrasadas, y se les comunicó que se habían iniciado las gestiones con varias comunidades autónomas para conseguir avales que permitan volver a abrir las líneas de crédito.

  

Los sindicatos ya advirtieron de que en el supuesto de que Panrico consiga obtener la liquidez para empezar a pagar, continuarán las conversaciones necesarias para alcanzar una salida al conflicto dentro de una comisión negociadora que se creará con tal fin.