Panrico insta a Santa Perpètua a abandonar la huelga "ilegal" y sopesa acciones

La dirección de Panrico, liderada por Carlos Gila, ha instado a los trabajadores de la planta de Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona) a abandonar la huelga que iniciaron el domingo al considerar que es "ilegal", al mismo tiempo que se reserva la posibilidad de iniciar acciones frente a quienes asuman responsabilidades legales en la celebración de la huelga.

Así se ha expresado Panrico en las cartas que ha enviado al comité de empresa de la planta catalana y a las que ha tenido acceso Europa Press, y ha argumentado que la huelga es "ilegal" porque se está realizando por el impago de las nóminas, si bien el jueves de la semana pasada ya se alcanzó un acuerdo en los pagos.

  

En concreto, la empresa abonará el resto de la nómina de septiembre, tras haber realizado un primer pago de 140 euros, con un mínimo de un millón de euros (unos 280 euros lineales por trabajador) este miércoles, el 23 de octubre con otro millón y el día 30 se abonará el resto hasta completar la mensualidad.

  

Asimismo, la nómina correspondiente al mes de octubre se abonará íntegramente el día 14 de noviembre, si bien estos plazos podrían adelantarse si la compañía, actualmente en preconcurso de acreedores, dispone de liquidez suficiente.

  

Por ello, la compañía catalana con sede en Esplugues de Llobregat (Barcelona) ha considerado que la huelga, al producirse con posterioridad al acuerdo, no tiene como causa el impago de la nómina de septiembre, sino "alterar el contenido del pacto colectivo".

  

Ha añadido que el acuerdo alcanzado la semana pasada en Madrid es de eficacia general para todos los centros, y los sindicatos se comprometieron a no convocar huelga a partir del 13 de octubre, fecha prevista para el inicio del paro indefinido.

  

Además, la compañía ha indicado que el acuerdo "deja sin efecto" las decisiones tomadas en Santa Perpètua con anterioridad como medidas de conflicto colectivo, puesto que el acuerdo resuelve el conflicto a nivel de empresa y también de centros de trabajo.

  

Ha argumentado que la asamblea de trabajadores que acuerda la huelga tiene defectos de forma y "carece de los requisitos esenciales para su convocatoria y para la validez del cómputo de voto de los asistentes", con lo que ha advertido de que las resoluciones carecen de eficacia legal, y hacen devenir en ilegal la huelga que se está celebrando.

 

"MALA FE" EN LAS NEGOCIACIONES

  

Las cartas hacen mención expresa al presidente del comité de empresa de Panrico en Santa Perpètua, Ginés Salmerón (CC.OO.), que también asistió a la reunión de acuerdo de la semana pasada y no hizo constar que el acta no tuviera eficacia en el centro catalán, por lo que la compañía le atribuye falta de buena fe en las negociaciones.

  

Por ello, el fabricante de Donuts, Donettes y Bollycao "se reserva la posibilidad de iniciar acciones de carácter individual frente a quienes asuman responsabilidades legales en la convocatoria y celebración de la huelga una vez manifestada por la empresa la presunta ilegalidad de la misma y los graves daños económicos, comerciales y de imagen que de ella se están produciendo para la futura viabilidad de la compañía".

  

La compañía ya pidió este lunes a los sindicatos de Santa Perpètua que se integraran en el proceso de negociación iniciado la semana pasada, ya que la producción se mantiene con normalidad en las fábricas de Puente Genil, Madrid, Valladolid y Zaragoza.