Pago de Valdecuevas presenta su aceite 2013 tras una cosecha de menor cantidad y mayor calidad

Fotos: BORIS GARCÍA

El alcalde de Valladolid y el de Rioseco participan en una cata del nuevo producto, que en nariz tiene referencias a planta tomatera y en boca un sabor intenso con un final picante.

El primer y único aceite elaborado íntegramente en la provincia de Valladolid, Pago de Valdecuevas, ha puesto ya a la venta el producto cosechado en 2013. Hoy ha sido presentado en la capital con la presencia del alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, y su homólogo el de Medina de Rioseco (lugar de origen del aceite), Artemio Domínguez.

 

La campaña de 2013 por las condiciones climatológicas adversas ha sido de menor cantidad (unos 40.000 litros) pero de una gran calidad, según apuntó el director comercial de la almazara, Sergio González. Desde Valdecuevas se explica gráficamente que para elaborar un litro de aceite de oliva virgen extra se necesitan 8 kg. de aceitunas, prácticamente toda la producción de dos olivos.

 

Asimismo, se insistió en que todo el producto se elabora con tan solo una prensado, sin utilizar proceso de refinamiento, lo que le aporta una calidad extra al aceite final, que se produce y se elabora en la finca de Pago de Valdecuevas, un olivar de 150 hectáreas en el que se ubica una moderna almazara.

 

Sergio González dirigió una cata del producto 2013, que en nariz tiene referencias “a frescor de planta de tomatera y a frutos secos” mientras que en boca resulta con “un intenso sabor que tiene un final un punto picante”.

 

El alcalde de Medina de Rioseco, Artemio Domínguez, presumió de este producto “realizado íntegramente” en la Ciudad de los Almirantes y relató la “sorpresa” de muchas personas cuando conocen la procedencia del aceite. Domínguez desveló que estas Navidades ha regalado “a título personal” aceite de Pago de Valdecuevas a sus familiares y amigos y “ha funcionado muy bien”, antes de aconsejar visitar la almazara, para el que la empresa ya ha iniciado un completo programa de oleoturismo.

 

Por su parte, Javier León de la Riva, dijo que este aceite viene a completar la gran calidad de productos vallisoletanos como “vinos, quesos y pan” y bromeó diciendo que el cardenal Amigo, natural de Rioseco, “podría usar sus contactos para que el Vaticano utilizará el aceite de Valdecuevas como Santos Óleos”. El cocinero Paco Espinosa confirmó que lleva más de dos meses utilizando este producto para sus prestigiosas sardinas con un resultado mucho mejor “ya que este aceite potencia muy bien el sabor de los alimentos”.