Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Pago de Valdecuevas pone en marcha un programa de oleoturismo, con visitas a la finca y catas de aceite

La primera almazara de la provincia (Medina de Rioseco) ha producido su primera añada de 60.000 litros de aceite de oliva extra virgen. Su propietario, Javier Martín confía en alcanzar los 200.000 litros en 5 años.

Pago de Valdecuevas, la primera almazara en Valladolid, comenzará en julio su experiencia dedicada al oleturismo, con un completo programa de visitas a la fábrica de aceite ubicada en el término municipal de Rioseco y a la finca con 150 hectáreas de olivos, además de catas y actividades en torno a la cultura del aceite.

 

Así lo ha confirmado hoy Javier Martín Rodríguez, responsable de la empresa, Explotaciones Agrícolas Páramo de Valdecuevas vinculada familiarmente a Queserías Entrepinares, durante una visita realizada a diversos medios de comunicación, que ha concluido con una cata del aceite elaborado en este pago.

 

En junio vamos a llevar a cabo la primera experiencia piloto con visitas y grupos privados y en julio se abrirá a todo el público en general. Por su parte, el mes de septiembre comenzaremos a trabajar con grupos de niños y colegios, para que desde pequeños comiencen a introducirse en el mundo del aceite”, explicó Javier Martín.

 

Como ya adelantó este diario, la almazara ha producido en su primera añada 60.000 litros de aceite de oliva virgen extra, aunque su propietario ha confirmado que en dos años se doblará la producción y dentro de cuatro o cinco se alcanzarán los 200.000 litros de producción (medio millón de kilos de aceitunas).

 

El elemento diferenciador de la producción de este aceite es que la almazara se encuentra a pie del olivar, con lo que en pocos minutos la aceituna pasará del olivo al proceso de prensado, sin manipulaciones, oxidaciones y otras circunstancias que afecten al fruto y al producto final.

 

Como ha explicado el director comercial de la almazara, Sergio González, de los 126.000 olivos existentes en la finca se obtiene un rendimiento de unos 3.500 kilos por hectárea. Estas cantidades, unas tres o cuatro toneladas (cada turno), son las que se descargan en la tolva para iniciar el proceso, que comienza con el despalillado, limpiado y molturado de la oliva.

 

Más tarde, la pasta obtenida pasa a una homogeneizadora que compacta el producto. Tras dos días en una decantadora, el aceite pasa a la bodega y de ahí al embotellado. En la actualidad, el aceite Pago de Valdecuevas ya se han comenzado a comercializar en formatos de botella de vidrio (250 ml., 500 ml. y 750 ml.), además de garrafas de dos y cinco litros.

Noticias relacionadas