Pablo Iglesias saca pecho de su liderazgo y rechaza un pacto con Errejón antes Vistalegre

Errejón y Pablo Iglesias en el debate de investidura

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha asegurado que se siente "enormemente apoyado" para seguir liderando su organización y que se "esforzará" para que en el Podemos que surja de la segunda Asamblea Ciudadana Estatal del año que viene "quepa todo el mundo". No obstante, ha rechazado llegar a ese congreso con un acuerdo "precocinado" entre dirigentes.

"Soy partidario de los acuerdos y asumo la responsabilidad de trabajar por un Podemos en el que quepa todo el mundo, pero nunca robándole el debate a la gente ni dándoles soluciones precocinadas por arriba que no les permitan debatir ni decidir", ha afirmado en declaraciones en el Congreso, al ser preguntado sobre si intentará buscar una síntesis entre sus tesis sobre el futuro de Podemos y las que defiende el secretario Político y número dos del partido, Íñigo Errejón, antes del llamado Vistalegre 2.

Errejón aseguró el lunes que, para esa asamblea, defenderá sus planteamientos para construir un "Podemos ganador", aunque no concretó cómo, ni si ello implicaría plantar cara a Iglesias en el congreso. No obstante, ayer se mostró conciliador y manifestó su intención de llegar a un acuerdo con Iglesias sobre el "rumbo" de la formación e incluso apuntó la posibilidad de pactar antes de Vistalegre 2, para evitar una batalla ante los inscritos. "Nos necesitamos todos", defendió.

Al contrario que Errejón, Iglesias ha apostado este miércoles por llegar a esa asamblea, prevista para principios del año que viene, con el mayor número de propuestas posible para que los inscritos puedan debatir y decidir "la dirección y el Podemos que quieren".

"No podemos tomar una decisión por arriba, esto no puede ser una cuestión de pactos entre dirigentes, tiene que haber un debate entre todos los inscritos que son los que en última instancia van a decidir la dirección y el Podemos que quieren y ese debate se tiene que producir", ha enfatizado.

"CUANTAS MÁS PROPUESTAS HAYA, MEJOR"

"Nos iría mal si al final esto fuera un problema de propuestas entre 3 o 4 compañeros. Cuantas más propuestas haya y más coralidad, mejor, y yo asumo lo que me toca. Estoy muy contento de contar con apoyos tan amplios para seguir al frente de nuestro proyecto y trabajaré para que todo el mundo y todas las ideas tengan sitio", ha reafirmado, sacando pecho una vez más de los apoyos de los que goza en Podemos.

"En este momento me siento enormemente apoyado para seguir siendo secretario general de Podemos", ha asegurado, en la que ha sido su primera intervención tras conocerse el viernes los resultados de las primarias de Madrid, en las que se impuso la candidatura de Ramón Espinar, con un proyecto afín a sus tesis que, de hecho, integra algunos de sus más estrechos colabores de la Secretaría General.

La victoria de Espinar frente a la candidatura 'errejonista' de Rita Maestre fue interpretada por los afines a Iglesias como un espaldarazo a sus planteamientos y a su liderazgo, y las palabras de este miércoles del secretario general reafirman estas tesis.

No obstante, también ha asegurado que a pesar de que nadie duda sobre el Podemos que él representa, se esforzarán "por integrar para que haya sitio para todos", ya que ese es el papel de un secretario general. En este punto, ha afirmado que "compañeros como Íñigo tienen que seguir teniendo un papel fundamental", pero también otros como el anticapitalista Miguel Urbán, cabeza visible de la corriente con la que los 'pablistas', liderados por Espinar, pactaron en Madrid.

"Yo, si soy elegido secretario general, y estoy muy contento de tener el apoyo de todos los compañeros, incluso de compañeros que piensan de manera muy diferente a mí en algunas cosas, tendré que esforzarme para que haya un Podemos en el que quepan todos", ha reiterado.