Pablo Fernández carga contra la ex secretaria de Podemos y dice que Salamanca "se libera"

Pablo Fernández, secretario general autonómico de Podemos.

El secretario general autonómico Pablo Fernández ha acusado a Estefanía Rodero de comportamiento "tiránico, autoritario y déspota".

El secretario general autonómico de Podemos, Pablo Fernández, ha cargado contra la ya ex secretaria general de Podemos Salamanca, Estefanía Rodero, que ha dimitido junto a toda la ejecutiva en bloque por “la actual deriva de Podemos  en Castilla y León y su violencia orgánica incesante". Pablo Fernández dice que hoy es un día donde “se libera Salamanca”.

 

El líder de Podemos en Castilla y León ha explicado que la ex secretaria “acumulaba decenas de denuncias ante la Comisión de Garantías por incumplimientos flagrantes y sistemáticos de nuestro código ético” y ha calificado su comportamiento de “tiránico, autoritario y déspota”.

 

“Su nivel de deslealtad con el proyecto ha llegado hasta tal punto que la ejecutiva autonómico nos hemos enterado por la prensa de su dimisión, pues no ha tenido la consideración de comunicarlo por los cauces orgánicos”, dice Pablo Fernández, quien dice que la situación es “tan surrealista” que incluso uno de los miembros que ha dimitido “se ha enterado por la prensa de esta dimisión”.

 

“Una persona que antepone su ambición y sus intereses personales al proyecto común no tiene encaje en nuestra organización y al final se demuestra que acaban aisladas y solas y teniendo que dimitir”. Fernández ha comunicado que en los próximos días se formará una comisión gestora y confirma que en Salamanca hay “mucha gente con ilusión y ganas de trabajar” y ha alabado la labor los dos círculos que operan en la capital y que estaban enfrentados con la ex secretaria.

 

DECENAS DE DENUNCIAS

 

Pablo Fernández ha insistido en que esta dimisión en bloque es “una buena noticia” y que en Salamanca “se reactivará la participación y por fin será un espacio democrático”. Acusa a Rodero de tener “innumerables denuncias”. “Desde intentar  boicotear la campaña de las elecciones generales a no ceder la sede de Podemos Salamanca y tenerla secuestrada a actos que a ella solo la interesan”. Pablo Fernández dice que la Comisión de Garantías resolverá la mayor parte de las denuncias, “especialmente la más grave que podría acabar con la inhabilitación en los cargos”.

 

Cree que el comunicado que ha emitido la ya ex secretaria general “califica por sí mismo a la persona que lo redacta” y confiesa que esas palabras están “llenas de resentimiento y odio”, al tiempo de “negar rotundamente” estas acusaciones, además de afirmar que el de Salamanca “es tan solo un caso aislado”.

 

Por último, dice que “la provincia nos ha transmitido su alegría por esta noticia” y recuerda que la capital ha sido la única “con peores resultados en las elecciones nacionales que en las autonómicas”; para concluir diciendo que en Podemos que es un proyecto que se basa “en la amistad, el compañerismo, la unió e incluso el amor” no caben las gentes “que miran por sus aspiraciones personales”.

 

 

Noticias relacionadas