Otro triunfo completo para un intratable VRAC

El VRAC empezó voraz, se levantó de un bajón, completó una buena segunda parte y supo madurar el partido para terminar consiguiendo de nuevo cuatro ensayos y cinco puntos que le mantienen líder indiscutible de la División de Honor.

Otro objetivo conseguido. Cual videojuego, pero en la vida real, el VRAC se ha marcado diferentes retos que van más allá de los títulos. Uno era ganar  esta temporada en San Román. Otro, conseguirlo en Baldiri Aleu. Desbloqueados.

 

Arranque fulgurante que sirvió para sumar los cinco primeros puntos. Oval al cielo, la Santboiana que duda y el balón acaba en manos de Guillermo Mateu que posa en zona de marca cuando no se ha cumplido ni el primer minuto de partido. Concretamente, corría el segundo 20 del encuentro. El VRAC comenzaba con fuerza, con ganas e intimidando a los catalanes. Poco después, un fuera de juego de los locales permitía a Gareth Griffiths transformar un castigo tan centrado como lejano. Ocho puntos arriba que daban confianza a los queseros. Quizá demasiada, porque la Santboiana se fue creciendo poco a poco aprovechando errores del VRAC. Josh Casey se convertiría en el protagonista absoluto de los suyos, sumando absolutamente todos los puntos de la Santboiana. Dos golpes y un ensayo, en el peor momento del Quesos en el partido, voltearon el marcador y pusieron a los santboianos por delante. La sangría pudo ser mayor, pero los de Merino espabilaron y volvieron a sumar poco antes del descanso. 

 

Antes de ello se vio una de las mejores jugadas del partido: una patada de Moir, una buena recepción del portugués Nuno Penha y una carrera de Mateu que a punto estuvo de suponer el segundo ensayo del VRAC. Lo aprovechó la Santboiana para volver a golpear por medio de Josh Casey. Y cuando se cantaba el descanso en las gradas del Baldiri, crecidas con la remontada de los suyos, una recuperación de Pablo Gil en pleno avance de la Santboiana y una patada de Rodrigo López acabó con una melé que el VRAC no desaprovechó. El Quesos entró hasta la cocina, Griffiths sirvió en bandeja otros dos puntos y los vallisoletanos se fueron al vestuario de nuevo mandando en el marcador. Hasta el 40, un partido igualado y con reparto de estáticas que hacía presagiar un segundo tiempo cargado de emociones fuertes.

 

Josh Casey, con dos castigos transformados al poco de la reanudación, volvía a poner por delante a la Santboiana. Pero el VRAC respondió ganando una melé y circulando el oval de lado a lado. Rodrigo López se quedó a escasos metros de ensayar tras un buena distribución de Griffiths y Nuno. El equipo tuvo la paciencia suficiente para volver a arremeter: primero con Stohr bajo palos y después limpiando hasta la irrupción por el flanco derecho de un imponente Stefano Tucconi. El VRAC maduraba el partido y a la Santboiana le urgían los puntos que volvía a conseguir, poco después, gracias al infalible pie de Casey. 23-22.

 

Merino dosificaba a los suyos desde el banquillo y el dominio territorial quesero era cada vez mayor. A la Santboiana le costaba pisar campo vallisoletano. Así, y de nuevo tras una melé ganada, Gavidi asistió a Mateu y el VRAC conseguía su cuarto ensayo de la mañana garantizándose el bonus ofensivo. La diferencia crecía hasta los seis puntos con la transformación de Griffiths. Otra vez Casey recortaba con una transformación y dejaba el partido a tres puntos. 

 

Lejos de sufrir en exceso, el Quesos se mostró fiable hasta el pitido final. Aguantó las embestidas locales y espero el error que terminó cometiendo la Santboiana. Griffiths volvía a elevar la renta hasta los seis y los catalanes requerían de un ensayo transformado para dejar al VRAC sin los cinco puntos y llevarse cuatro. Con el tiempo casi cumplido, una touch en contra ganada por Barriuso y una última melé aseguraron el triunfo rosa.

 

El VRAC no solo mantiene el liderato: ha conseguido los 25 puntos en juego en lo que va de División de Honor con victorias en campos de prestigio como San Román y Baldiri Aleu.