Otra revolución en el once para tratar de llegar de manera digna al play off

A.MINGUEZA

El Real Valladolid, con Jorge, Carmona, Brian, Guille e Iván Casado en la convocatoria, se enfrenta este domingo al Llagostera en el último partido liguero sin nada en juego.

REAL VALLADOLID - LLAGOSTERA

 

Real Valladolid: Javi Varas, Raúl Fernández, Samuel, Óscar Díaz, Jeffren, Chus Herrero, Sastre, Peña, Álvaro Rubio, Tulio de Melo, Timor, Alfaro, Jonathan Pereira, Jorge Hernández, Carmona, Iván Casado, Brian y Guille Andrés.

 

Llagostera: Moragón, Adri; Aimar, Masó, Alcalá, Vallho, Pi; Jordi, Pitu, Tito, Barnils, Pere T., Arturo, Jorge, Imaz, Eloy, León y Querol.

 

Estadio José Zorrilla, 18.00 horas.

 

Árbitro: Areces Franco

Fin de fiesta antes de la traca final. El Real Valladolid se enfrenta este domingo al Llagostera en el que es el último partido de Liga regular, antes del play off, un mero trámite que permitirá a Rubi seguir haciendo probaturas y dar descanso a los jugadores más habituales. Y es que el ascenso directo es ya un sueño roto que se disputarán Girona y Sporting.

 

Pero ya no tiene sentido pensar en eso. Al Valladolid solo le queda una carta para regresar a la Liga de las estrellas, y para ello debe quitarse antes de en medio a un Llagostera que también llega al partido sin absolutamente nada en juego, una vez conseguida la permanencia. Así las cosas Rubi aprovechará el choque para hacer de nuevo rotaciones, y es que ha habido sorpresa -o no, según se mire- en la convocatoria.

 

La gran novedad la protagonizan cinco canteranos, Jorge, Carmona, Brian, Guille e Iván Casado, a quienes el entrenador ha dado chance a modo de recompensa por su buena temporada en el filial blanquivioleta, al mismo tiempo que aprovecha para dar descanso a otros que bien podrían estar en riesgo de lesión, sanción o que simplemente necesitan un descanso.

 

Desde la grada verán el encuentro Roger, Hernán Pérez, Leao, Óscar, Rueda, Chica y Mojica, además de Valiente, a quienes se presupone que volverán con las pilas cargadas para el partido del próximo miércoles ante Las Palmas. Ahí estará el barullo, lo importante, la verdadera motivación de los colores blanco y violeta. No puede marcharse otro tren.

 

Pero volviendo al de este domingo, la Llagostera, tras un comienzo irregular en su primera temporada en Segunda División, se encuentra asentado en la zona templada de la clasificación y de hecho cerca estuvo de colarse en puestos de play off, de no ser por la última racha que asola a los catalanes de tres derrotas consecutivas.

 

Por parte del Pucela, las novedades que se esperan en el once, no solo en la convocatoria, son varias. Para empezar Raúl Fernández será de la partida bajo palos en el lugar de Javi Varas, Rubi dixit. Y por supuesto, no será el único. Los canteranos esperan ansiosos su oportunidad de volver a saltar con el primer equipo, ya que tan solo Iván Casado no ha debutado de manos de Rubi. Así las cosas, este domingo tocará cumplir el trámite, y más vale hacerlo con buena imagen.