Orenga anuncia que Pau Gasol está "perfecto... o casi perfecto"

En cuanto a la ausencia de Marc por su paternidad, aclaró que "está perfectamente hablado y consensuado" el viaje del pívot a Barcelona. "Volverá lo más rápido que pueda".

El seleccionador español Juan Antonio Orenga ha confirmado este martes la participación de los hermanos Gasol en el duelo de cuartos de final de la Copa del Mundo de Francia, tanto de Pau, que estará "perfecto o casi perfecto" de las molestias musculares que arrastra, como de Marc, quien ha realizado un fugaz viaje a Barcelona por su paternidad.

  

"Pau tiene unas molestias en un abductor, no puedo especificar el qué, pero no es una lesión que se vaya a agravar si juega, ni mucho menos. Está mejor, ayer estuvo con su tratamiento haciendo cositas algo de tiro. Esperemos que mañana esté perfecto o casi perfecto y nos ayude como siempre. Jugará con molestias como casi todos a estas alturas", avanzó Orenga en rueda de prensa.

  

En cuanto a la ausencia de Marc, aclaró que "está perfectamente hablado y consensuado" el viaje del pívot a Barcelona. "Volverá lo más rápido que pueda. Estaremos todos porque nos jugamos mucho, la ilusión es tremenda. Es de esos partidos que estés cojo o manco no te lo quieres perder. Estaremos todos y estaremos muy bien", tranquilizó de cara al segundo duelo en una semana contra Francia.

  

"El partido de la primera fase no me dice nada. Es un partido que empezamos de cero. Seguimos respetando mucho a  Juegan muy bien y el año pasado fueron campeones deFrancia, es un grandísimo equipo independientemente de las ausencias de Parker, Ajinca, Noah o De Colo. Europa. La semana pasada nos costó romper el partido. Tenemos que seguir con agresividad defensiva, intensidad y mucho respeto. Son partidos distintos", avisó.

  

El castellonense subrayó que "a estas alturas de campeonato" todos los equipos han "guardado pocas cosas". "Nos hemos enfrentado muchas veces a Francia, siempre con algo en juego y siempre hemos ganado excepto el año pasado. Siempre habrá algo para intentar sorprender", advirtió. Una de esas sorpresas podría ser endurecer el juego, opción que genera "dos riesgos para ellos".

  

"Que se queden sin jugadores y que hagan faltas en contraataques que puedan ser antideportivas. Lo han intentado ya varios equipos y estamos preparados para jugar de todas las maneras posibles. Hemos tenido tiempo de analizar todas las cosas. Hay detalles del partido contra Senegal que no nos gustaron e intentaremos corregirlas", destacó.

 

"DISFRUTAMOS DE LA PRESIÓN"

  

A punto de iniciar la recta final de esta Copa del Mundo, Orenga recordó que "la final está lejos todavía, queda mucho", pero aclaró que en la selección nacional se "disfruta de la presión" de conquistar un histórico oro mundial en casa.

  

"No nos atenaza ni crea problemas porque se cambia por ilusión. Hemos jugado tantos partidos de cuartos... Mi generación no solía ganar, pero en esta generación suelen ganarlos siempre. Han sabido romper esa presión. Son jugadores que han competido por ganar la NBA, la Liga Endesa, están acostumbrados a ello", comparó.

  

Para ello, pidió el apoyo de "un campo más grande donde el público está más lejos" como el Palacio de Deportes de Madrid. "Estoy seguro de que mañana, sabiendo lo que nos jugamos, van a hacer un cambio, animando todo el partido. También es difícil animar cuando el equipo gana por 30 puntos como el otro día. Madrid es una ciudad de baloncesto y tiene el Palacio lleno y vestido de rojo. El apoyo va a ser mayor", vaticinó.

  

Por otra parte, al seleccionador se le preguntó por el diseño del calendario, que impidió que España y Estados Unidos se puedan enfrentar en una hipotética final, y recordó que su grupo fue "el más complicado de la primera fase". "Me recuerda mucho a los cuadros de tenis, donde hay dos cabezas de serie por partes diferentes. Nadie pone eso en duda", comparó con el deporte de la raqueta.

  

Finalmente, aceptó una posible comparación de su equipo con la Yugoslavia de los años noventa, lanzada por el seleccionador francés Vincent Collet. "Sí, porque siempre hemos estado en la lucha por las medallas. Hemos ganado tres campeonatos de Europa, un Mundial y dos platas olímpicas. Es lo que hicieron Yugoslavia o Rusia en su momentos. Nuestros jugadores son unas generaciones, no solo una, que difícilmente pueden juntarse a la vez. Los jóvenes que entran van manteniendo el nivel", zanjó.