Ordenan la busca y captura de un santero al que supuestamente un hombre propuso matar al amante de su marido

Un tribunal ha decretado una orden de busca y captura de un santero al que supuestamente un hombre propuso matar al amante de su marido después de que no haya comparecido en el juicio que debía celebrarse en la sección primera de la Audiencia Provincial de Castellón.

El fiscal solicita para el principal acusado una pena de cinco años y seis meses de prisión por un delito de proposición para cometer un delito de asesinato, mientras que para el santero pide un año y seis meses de cárcel por un delito de amenazas.

Según el escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Público, el principal acusado atravesaba una mala situación con su marido derivada fundamentalmente de la firme creencia de que éste mantenía una relación sentimental con otro hombre que convivía con ambos en el mismo domicilio.

Así, en enero de 2010 contrató los servicios de un santero, un hombre que se encontraba en situación irregular en España pero, al no funcionar la magia de éste y al aumentar sus celos, se le ocurrió acabar con la vida del que creía amante de su marido, lo que propuso al otro acusado. Para ello, le proporcionó los horarios de la víctima, las llaves de su domicilio y 2.500 euros.

El santero, que en momento alguno albergó la intención de aceptar la propuesta y con ánimo de amedrantar al supuesto amante del marido del otro acusado, llamó por teléfono a éste y le dijo que le habían pagado para matarle, así como que sabía dónde vivía y que le había estado vigilando durante tres semanas. Además, le indicó que se cambiara de habitación en tres días o cumpliría su misión.

El 18 de octubre de 2010 el santero se entrevistó con la víctima y le contó los propósitos criminales del otro acusado. Así mismo, intentó pactar que ésta exigiera el abono de 23.000 euros al otro a cambio de no denunciarlo y que, de acceder a su petición, le "dejaría en paz". De esta forma, ocasionó el temor de la víctima de que, de no acceder a sus propósitos, realmente acabaría con su vida.