Orden de busca para uno de los dos acusados de agredirse mutuamente

La Audiencia de Valladolid ha dictado orden de búsqueda y captura respecto del joven marroquí Mohamed A. ante su incomparecencia en el juicio donde tenía que haber compartido banquillo con Fone B.

En ausencia del primero de ambos procesados, a quien no se ha podido citar por falta de domicilio conocido, la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia de Valladolid que preside José Luis Ruiz Romero, a petición del Ministerio Fiscal y con la conformidad de las defensas, ha acordado la suspensión de la vista oral y, además, ha dictado ya una orden encaminada a la búsqueda del marroquí para garantizar su enjuiciamiento.

 

En su escrito de calificación provisional de los hechos, el Ministerio Fiscal solicita la pena más dura para el senegalés Fode B, en concreto tres años y medio de prisión y una indemnización global de casi 3.500 euros, de ellos 3.300 para su víctima y el resto para el Sacyl, por un delito de lesiones (artículo 150 del Código Penal).

 

Por su parte, el ausente Mohamed A, como autor de un delito de lesiones del artículo 147.1, se expone a una posible condena de dos años de privación de libertad y al pago de una indemnización de 1.850 euros en favor de Fode B. y de otros 100 para costear los gastos de su asistencia médica. En este caso, al acusado de origen marroquí se le aplica la agravante de reincidencia, ya que cuenta con una condena anterior, por idéntico delito.  

 

La mutua agresión, cuyo origen no ha sido especificado, se registró en la tarde del día 18 de abril de 2011 en la calle San José de Calasanz. Fruto de los golpes recibidos, Fode B. sufrió lesiones en la cara y el dedo de una mano de las que tardó en curar veintiséis días, cinco de los cuales estuvo hospitalizado, mientras que su contendiente, Mohamed A, quien se llevó la peor parte, perdió dos incisivos superiores.

Noticias relacionadas