Operarte los juanetes ya no es un calvario

Juanetes

Los nuevos sistemas de osteosíntesis para tratar los juanetes, una de las patologías más frecuentes en el antepié y que suele aparecer en personas de mediana y avanzada edad, permiten que los postoperatorios sean menos dolorosos
 

Tradicionalmente las osteotomías, es decir, los pequeños cortes que se realizan en el hueso para corregir las deformidades, se fijaban con agujas percutáneas, entrando desde la piel, y esas agujas no sujetaban satisfactoriamente el hueso, por lo que no proporcionaban estabilidad y muchas veces se desplazaban o salían perdiendo las correcciones, aumentando el dolor y la inflamación del pie.

 

Ahora la cirugía, en cuanto a dolor, no tiene nada que ver con hace unos años, porque los sistemas de osteosíntesis permiten dar una estabilidad primaria muy importante con lo cual no hay movilidad ósea y, por ende, se disminuye radicalmente el dolor postoperatorio.

 

El especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Vithas Nuestra Señora de América de Madrid, David Cimas, comenta que "actualmente podemos ofrecer todas las técnicas quirúrgicas de corrección de las deformidades del antepié, entre ellas la cirugía percutánea, que es una cirugía mínimamente invasiva, en la que utilizamos pequeñas fresas, es decir, pequeños instrumentos de corte, mediante los cuales con mínimas incisiones y control fluoroscópico, hacemos las correcciones necesarias".

 

Esta cirugía está reservada a deformidades leves, o moderadas. En casos más complejos se opta por cirugía abierta, en la que actualmente, según el experto, se es capaz de hacer incisiones "mucho más comedidas", con correcciones "mucho más precisas".

 

Otra de las dudas que suelen plantear los pacientes es si es posible evitar la progresión de los juanetes. En este sentido, Cimas ha recordado que es una patología "lentamente progresiva" y que no hay nada que evite esa progresión, ni las plantillas, ni los separadores, ni ningún tipo de ortoprótesis.

 

Pese a ello, prosigue, para lo que sí que ayudan estas alternativas terapéuticas es para mejorar el dolor, cuando por ejemplo hay dolores en la planta del pie. "En casos de metatarsalgias, que muchas veces son secundarias al problema del primer radio, la utilización de una plantilla acomodativa, hecha a medida, puede servir para que el paciente mejore en cuanto a dolor, aunque mantenga la deformidad", ha zanjado.