Ona Carbonell abre el medallero español con el bronce en 'solo técnico'

La nadadora española Ona Carbonell ha conseguido la medalla de bronce en la final de 'rutina técnica solo', primera en los Mundiales de natación de Barcelona para la delegación española, gracias a su ejercicio con la pieza 'Black Izard'.

La barcelonesa, ante su público en un Palau Sant Jordi que presentó una media entrada, interpretó la composición de violín con una sola voz de Salvador Niebla dos décimas mejor de puntuación que esta mañana en la ronda preliminar, cuando finalizó con 94,200 puntos a dos de Romashina y a nueve décimas de la china, pero no le fue suficiente para hacerse con la plata.


En la final, Carbonell consiguió una nota de 47,2 en ejecución y de 47,2 en impresión general, lo que le dio una puntuación final de dos décimas mejor que en la sesión preliminar. No obstante, y pese al desacuerdo del público, quedó más lejos en la pugna por la plata de una Huang Xuechen que mejoró en cuatro décimas su puntuación matinal.