Olvido Hormigos... reconvertida a ama de casa por culpa de Belén Esteban

"Me odia hasta el punto de vetarme. Me tiene manía. La única que ha sido capaz de plantarle cara he sido yo", se puede leer en la pequeña entrevista de Olvido Hormigos a ¡Qué me dices!.

Olvido Hormigos vuelve a arremeter en contra de su archienemiga, Belén Esteban, debido a que la colaboradora de Sálvame la tiene vetada en El Debate de Gran Hermano. La historia, como ya nos comentó en CHANCE la propia Olvido Hormigos, es que iba a participar en dicho programa como colaboradora pero "cierta persona" lo ha impedido.

 

A pesar de que al principio solo lo comentaba a medias tintas, es este lunes en la revista ¡Qué me dices! donde la exconcejala de Los Yébenes ya le ponía nombre a esa cierta persona con influencias, la Esteban. "Me ha dado rabia haber estado a punto de entrar en El Debate de Gran Hermano y quedarme fuera", afirma la propia Olvido Hormigos para la publicación.

 

OLVIDO HORMIGOS: "BELÉN ESTEBAN TIENE MUCHA FUERZA Y ME HA VETADO"

 

"Me odia hasta el punto de vetarme. Me tiene manía. La única que ha sido capaz de plantarle cara he sido yo", se puede leer en la pequeña entrevista de Olvido Hormigos a ¡Qué me dices!. Una inquina la que tiene Hormigos hacia la Princesa/Bruja del Pueblo.

 

"Tiene mucha fuerza, lo dicen mis representantes, que son de la productroa de GH. Para que lo digan ellos...", no dudaba en soltar otra perla de reproche hacia la colaboradora de Sálvame.

 

¿RECONVERTIDA A AMA DE CASA?

 

Vestida en chándal, parece que lo único a lo que se dedica Hormigos, que sigue viviendo con su todavía marido Jesús Atahonero tras haberse desvelado todas sus infidelidades por parte de la exconcejala, es a ser ama de casa. O al menos, de esta guisa la vemos en ¡QMD!. Ataviada con un chándal y centrada en el cuidado de sus hijos y también de su pequeña Valeria, el bebé que tuvo no hace mucho.    

 

"Sí, estoy en casa con la niña, que me ocupa mucho tiempo", afirma. "Al año que viene me presentaré a las oposiciones de maestra", comenta. Mientras llega, sigue centrada en su labor hogareña, en el pueblo, paseando en ropa de sport, haciendo la compra como cualquier mujer, mirando la vida pasar. "Ahora no hago nada", apostilla.

 

"Lo que no entiendo es que ella siempre diga que es una madre coraje, y que no deje trabajar a otra madre que tiene tres hijos", remata, palabras que volvió a repetir tras la entrevista que recogimos en CHANCE.