Olvido Hormigos cuenta con pelos y señales su lío con un colaborador pero la bomba se le escapa a... Patiño

Olvido Hormigos

El programa 'Sálvame Deluxe' anunciaba una entrevista con Olvido Hormigospara que hablara sobre una aventura sexual que había tenido con un colaborador de Telecinco, como había confesado a Kiko Hernández en una entrevista a la revista '¡QMD!'.

A pesar de que el programa anunciaba que habían grabado a Olvido Hormigos durante una entrevista previa diciendo el nombre del colaborador, no ha hecho falta esperar a que el programa emitiera las imágenes, ya que, durante una discusión entre María Patiño y Kiko Hernández, la colaboradora ha anunciado el nombre del colaborador afectado en un descuido: Alessandro Lecquio.

 

Durante la discusión entre María y Kiko, el último defendía a la exconcejala de los ataques que se estaba vertiendo sobre ella. A esto, Patiño ha respondido diciendo que "lo que queréis es hacer daño a Lecquio, y os remontais como tres años atrás", saltando así todos los colaboradores y el público del plató, al darse cuenta del nombre.
 

Patiño, quien afirmaba tener amistad con el colaborador en cuestión, ha tenido que salir del plató afectada tras ese momento. A pesar de esto, Lydia Lozano, compañera del programa, animaba a Patiño diciéndole que "está en Twitter, tranquila. No es culpa tuya", cosa que era cierta y que llevaba varios días de especulación en las redes.

 

Previamente, Olvido Hormigos no se dejaba detalle de la relación comentando que se reunían los miércoles en la casa de dicho colaborador mientras su pareja estaba trabajando y la cosa se ponía bastante picantona.

 

Olvido no dudó en ofrecer todos los datos sobre la casa que recordaba, -y es que a encuentro semanal durante tres meses, habría tenido tiempo de conocer muchos rincones de la vivienda-.

 

Al parecer se trata de una casa de gran tamaño, con un gimnasio en el sótano y la cocina junto al salón. La entrevistada recuerda que la puerta de entrada era de color verde y en la habitación había varios cuadros de antepasados. Además, aunque ella se mostraba reacia al dar el nombre parecía un claro paripé porque sí dio su inicial, la A, así que pocas dudas quedaron.