Ojo al recibo de la luz: puede subir un 14%

La decisión del Estado de no abonar 3.600 millones del déficit de tarifa y los altos precios de la energía anticipan una importante subida del recibo de entre el 6 y el 14%.

La organización de consumidores y usuarios Adicae ha estimado que la luz podría subir un 14% a cuenta del déficit eléctrico, por lo que, en su opinión, serán los consumidores quienes harán frente a los 3.100 millones de nuevo déficit tarifario. Es la última advertencia sobre el precio de este recibo, que según asociaciones de consumidores ha subido un 70% en diez años y que podría marcarse un nuevo repunte para comienzos de 2014.

 

 "Los 3.100 millones de euros que no aportará el Gobierno para reducir el déficit de tarifa eléctrico repercutirán directamente en el bolsillo de los consumidores, que verán como, otra vez más, sube su factura eléctrica", ha señalado la asociación de consumidores. Adicae ha considerado "inadmisible" que sean los consumidores quienes paguen "las chapuzas" del Gobierno y las eléctricas y ha calificado de "injusto" que sean los consumidores "los que paguen los platos rotos" de una reforma eléctrica que, "como ha quedado demostrado, no buscaba resolver los problemas del sector".

 

La alarma llega porque la semana pasada el Senado aprobó no destinar 3.600 millones de euros de dinero público para compensar el déficit de tarifa, lo que ha despertado los temores sobre un incremento del recibo de la luz que pagan los consumidores para compensarlo. El déficit de tarifa es la deuda histórica que el Estado acumula con las grandes compañías de generación eléctrica por la diferencia entre lo que se paga por el suministro de electricidad y lo que cuesta generarlo y distribuirlo.

 

Según varios expertos, esta medida repercutirá en una subida de los recibos de la luz. Bankia Bolsa, por ejemplo, estimaba que esta situación provocaría una subida del 10% en la factura; desde el sector eléctrico se hablaba incluso de más de un 12%. No obstante, podría existir un pacto para minimizar la subida entre el Ministerio de Energía y las prinicipales eléctricas.

 

En principio, el Estado no tocará la parte que le corresponde de la factura de la luz, los costes regulados, que suponen un 50% del recibo. La otra parte la marca el precio de la energía en los mercados mayoristas, y el problema es que está en máximos: no había estado tan cara desde 2006. Las perspectivas es que, para la subasta del día 19 de diciembre, el precio de cara al primer trimestre se encarezca más de un 13%, con lo que la subida del recibo de la luz podría superar el 6%.

Noticias relacionadas