Ocho detenidos por más de 20 robos de perros, entre ellos de tres cachorros de pastor alemán de un centro canino

Foto: Archivo

Se ha recuperado uno vivo y otro muerto en el barrio de Monte de Santander.

La Guardia Civil ha detenido este mes de marzo a ocho personas, dos de ellas menores de edad, y ha imputado a dos por la comisión de 21 robos, principalmente en bares y comercios de Cantabria. También se les imputa el robo, de un centro canino de Maliaño, de tres cachorros de pastor alemán valorados en unos 6.000 euros y seleccionados para su entrega al adiestramiento de fuerzas de seguridad de otros países.


Dos de los perros han sido recuperados, uno vivo y otro muerto, en el Barrio de Monte de Santander, por lo que se imputa a dos de los detenidos por el hurto de los mismos y maltrato animal, ha informado este viernes la Guardia Civil en nota de prensa.

Los detenidos son vecinos de Santander, Camargo, Bezana y Elechas, todos varones de nacionalidad española, salvo una mujer natural de Rumanía, y con edades comprendidas entre los 19 y 32 años. Cuatro de ellos se encuentran en prisión.

El principal objetivo de los detenidos era el robo con fuerza de máquinas tragaperras, expendedoras de tabaco y recreativas en bares. De momento se les atribuyen robos en 11 bares de Maliaño, Herrera de Camargo, Prezanes, Argoños, Ramales de la Victoria, Astillero y Santander; dos carnicerías en Colindres y Ramales; dos peluquerías en Somo y Argoños; una frutería de Ramales, una tienda de ultramarinos en Laredo, la sustracción de dos vehículos en Santander, así como los hurtos de perros.

La investigación abierta, ante la sospecha de que los acusados hayan participado en medio centenar de hechos delictivos.

Durante la operación se contó con el apoyo del Cuerpo Nacional de Policía de Cantabria, a través del cual se esclareció un robo en un establecimiento hostelero de Santander, así como la detención de tres de los acusados en Oviedo, lo que permitió esclarecer seis robos en bares en esa ciudad.

OPERACIÓN

Según ha explicado la Guardia Civil, desde mediados de noviembre del año pasado se estaban investigando robos en establecimientos, en su mayoría en bares y restaurantes, donde forzaban las máquinas tragaperras, las expendedoras de tabaco y otras recreativas, llegando a producirse hasta cinco robos en un mismo restaurante en tres meses.

Los robos perpetrados tenían una duración no superior a los dos minutos y sus autores, que ocultaban su rostro, forzaban las puertas o ventanas de los locales y, una vez dentro, forzaban con gran habilidad las máquinas tragaperras, apoderándose tanto de la recaudación, como de bebidas, tabaco y alimentos que encontraran.

Tras múltiples pesquisas, se pudo llegar a un grupo de jóvenes carentes de ocupación laboral e ingresos económicos, que se reunían en un piso de la Avenida Valdecilla de Santander, desde donde bien entrada la noche realizaban salidas para cometer supuestamente hechos delictivos.

Tras contar con datos suficientes, la madrugada del pasado 4 de marzo se detuvo a dos de los investigados, cuando salían de robar de un bar de Maliaño, llevando como botín unos 1.000 euros en monedas y un saco con cajetillas de tabaco.

Esta intervención desencadenó en días posteriores el resto de las detenciones, así como registros domiciliarios en Santander, Elechas y Ramales de la Victoria, donde se intervino herramientas y ropa utilizadas en la comisión de robos, tabaco, monedas y otros efectos que están siendo objeto de estudio e investigación.

Dos de los detenidos ingresados en prisión son los jóvenes que protagonizaron una huída en febrero de este año cuando una patrulla de la Policía Nacional intentó darles el alto en Santander y, tras circular por la autovía A-8 haciendo caso omiso a las indicaciones de los agentes, finalmente fueron detenidos por la Guardia Civil en Llanes (Asturias).