Ochenta empresas adheridas a la marca 'Tierra de Sabor' donan 43.000 kilos de productos al Banco de Alimentos

La consejera de Agricultura, Silvia Clemente, atiende a los medios de comunicación.

Cerca de ochenta empresas castellanoleonesas que comercializan sus productos bajo la marca del corazón amarillo o sinónimo de calidad 'Tierra de Sabor' han entregado más de 43.000 kilos de productos al Banco de Alimentos de Castilla y León.

La entrega de tales suministros ha tenido hoy como marco el Albergue Juvenil El Campillo, sito en el callejón de la Alcoholera de Valladolid, en el transcurso de un acto que ha contado con la asistencia de las titulares de ambos departamentos, Silvia Clemente y Milagros Marcos, así como del presidente del Banco de Alimentos de Castilla y León, Godofredo García, y de una veintena de empresas adheridas a 'Tierra de Sabor' que ha donado productos a este fondo solidario.

 

La propia consejera de Agricultura, Silvia Clemente, se ha felicitado de la acogida que el llamamiento ha tenido entre el empresariado adscrito a 'Tierra de Sabor', hasta el punto de que si hasta ahora ocho empresas son las que venían colaborando habitualmente, en la actualidad el número de colaboradoras se ha multiplicado por diez, dando ejemplo así de esa responsabilidad social exigida a las industrias amparadas por el logo del corazón amarillo.

 

10.000 KILOS DE AZÚCAR

 

En concreto se trata de una representación de la amplia variedad de alimentos y bebidas que se cultivan y producen en la Comunidad como azúcar, del que se han aportado 10.000 kilos, equivalente a un tercio del consumo anual que tienen los Bancos de Alimentos; leche 'Tierra de Sabor', queso, embutidos, jamones, lentejas, garbanzos, patatas, miel, harina, pastas y un largo etcétera de productos que permitirán responder a las necesidades de aquellos que peor lo están pasando en estos momentos.

 

La iniciativa, que se realiza bajo la coordinación de la marca de garantía para los productos agroalimentarios de calidad con origen en Castilla y León, se lleva a cabo en este momento ya que ésta es una época del año en la que la colaboración es sustancialmente menor que en otras fechas, como Navidad, y con la intención de que los Bancos de Alimentos tengan recursos disponibles en todo momento.

 

Sin embargo, tanto Clemente como Milagros Marcos han anunciado que se trabaja en el perfeccionamiento de esta red de abastecimiento de alimentos básicos con el fin de que se sumen otras muchas más empresas e incluso para poder contar con el concurso de las grandes cadenas de distribución, sin olvidar, según ha explicado la titular de Agricultura, de que también figura en esa agenda de trabajo el objetivo de que en las adquisiciones de alimentos que realiza la Consejería de Familia para abastecer a sus centros asistenciales se prioricen los productos elaborados en Castilla y León.

 

La consejera Milagros Marcos ha incidido en que la respuesta obtenida de los empresarios de Castilla y León constituye una muestra más de su "solidaridad" y se ha mostrado esperanzada en el éxito de una red que en los dos primeros meses ha atendido un total de 600 llamadas a través del 012 y cuya principal finalidad es cubrir de forma "inmediata" las necesidades básicas de familias y personas sin recursos.

 

De hecho, el propio presidente del Banco de Alimentos de Castilla y León, Godofredo García, ha reconocido que en la actualidad están "desbordados" ante avalancha de solicitudes de ayuda y por ello, según ha enfatizado, "es preciso que todos arrimen el hombro, los periodistas, las empresas, Cruz Roja, Cáritas..."

 

En estos momentos, Banco de Alimentos de Castilla y León atiende en la Comunidad a unas 100.000 personas y en el ejercicio de 2012 repartió un total de 13,5 millones de kilos de productos básicos.