Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Objetivo cumplido con creces para el VRAC en Hernani

El Quesos deja a cero a Hernani en Landare Toki en un encuentro muy regular que otorga cinco puntos muy importantes al equipo de Merino. Debutó Pretorius.

Hernani (0): Jon Insausti, Iñaki Otxotorena, Beñat Iradi, Arkaitz Otaño, Ekhi Aranburu, Ander Gutiérrez, Mikel Pérez, Jon Otxotorena, Martín Collado, Iraitz Garmendia, Iñaki Leonet, Pello Pérez, Jon Ander Puertas, Jokin Esnal y Arnatz Elosegi

 

VRAC (41): Pablo César Gutiérrez, Steve Barnes, Scott Manson, Daniel Sthor, Ignacio Molina, Stefano Tucconi, Berny Hall, Kalo Gavidi, Manuel Sevillano, Álvaro Ferrández, Pedro de la Lastra, Gareth Griffiths, Jerome Pretorius, Guillermo Mateu y Stefan Moir. También jugaron: Alberto Blanco, Manu Mora, Ignacio Castellote, Pablo Gil, Nuno Penha y Alberto Pastor.

 

Parciales: 0-7, min. 6: Ensayo de Álvaro Ferrández y transformación de Gareth Griffiths; 0-12, min. 33: Ensayo de maul; 0-19, min. 45: Ensayo de Moir y transformación de Griffiths; 0-24, min. 59: Ensayo de Steve Barnes; 0-29, min. 72: Ensayo de Nuno Penha; 0-34, min. 76: Ensayo de Stefan Moir; 0-41, min. 80: Ensayo de Guillermo Mateu y transformación de Gareth Griffiths.

 

Árbitro: Ignacio Muñoz. Amonestó a Gareth Griffiths.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 13 de la División de Honor disputado en el Campo de Landare Toki.

Necesitaba el VRAC una victoria como la conseguida en Landare Toki frente al Hernani. Partido muy serio del Entrepinares, que fue minando a los guipuzcoanos con el paso de los minutos gracias a la efectividad en ataque y a la intensidad defensiva. No es fácil dejar en su propio campo sin puntuar a ningún rival en esta División de Honor, y menos en Landare. Viendo el resultado, cualquiera podría pensar en un encuentro desastroso de los locales, pero Hernani plantó cara al Quesos, que tuvo un día bien diferente al de Lisboa y al del último partido de Liga. 

 

Y es que los de Merino salieron concienciados de ganar. Y de hacerlo con cinco puntos. De hecho, el VRAC consiguió siete ensayos en Hernani, pese a que el césped no estaba para frivolidades. Cierto es que se esperaba todavía peor. Con castigos a favor, los vallisoletanos eligieron siempre acercarse a zona de marca y evitaron los pateos. El Quesos consiguió hacer fácil lo difícil, y eso ya es bastante en Landare Toki. El triunfo permite al VRAC, además, igualar en puntos al primer clasificado de la División de Honor. Con dos encuentros menos disputados, cabe recordar. 

 

La victoria se fraguó desde el comienzo, con un buen ensayo de Álvaro Ferrández en el minuto 6 de partido. La jugada empezó con una melé en la parte izquierda y, tras varias fases, una buen pase Pretorius a Ferrández, que irrumpió para ensayar bajo palos y facilitar la transformación de Griffiths. El 0-7 no relajó al VRAC, que quería más. El partido se trabó de forma notable y se llenó de imprecisiones. El marcador no se volvería a mover hasta pasada la media hora de juego, cuando una touch favorable y ganada por Gavidi fue aprovechada para meter hasta adentro al Hernani con un maul que se apuntó Berny Hall y que significó el 0-12. Justo antes del descanso, y tras resistir una buena intentona del equipo vasco, Stefan Moir ganó el oval en la divisoria de los dos terrenos tras una reparto de patadas altas y recorrió medio campo para conseguir el tercero. Griffiths volvía a pasar y el VRAC se iba con un plácido 0-19 a vestuarios.

 

El segundo tiempo no fue un paseo militar para el Quesos, que se esforzó para conseguir el bonus y no sufrir complicaciones. Y eso que al poco de la reanudación se encontraba con la amarilla a Gareth Griffiths, algo poco habitual pero que dejaba irremediablemente al VRAC en inferioridad numérica. No se amilanó el equipo y también dominó en juego y resultado con un jugador menos. Tras una melé, Steve Barnes vio un huevo en la defensa rival y lo aprovechó para sumar el cuarto ensayo de la tarde que suponía el quinto punto para el Entrepinares.

 

Tuvo entonces Hernani su mejores momentos del partido. Se tradujeron en ocasiones pero no en puntos. Además, se consumían físicamente, lo cual abría la posibilidad de que el VRAC ampliase la ventaja a la contra. Los cambios de Merino habían oxigenado al Quesos, que ponía el 0-29 por medio del portugués Nuno Penha tras una buena acción de Gavidi. Hernani sufría notablemente al quedarse sin cambios. Con el partido roto, Moir y Mateu, más la zurda de Griffiths, sellaban el 0-41 final.