O-DAWA: Una luz verde para la investigación médica en Salamanca

Beatriz Montejo e Irene Junco hablan orgullosas de O-DAWA (Foto: Álvaro Bravo)

El Club de Innovación de la Pontificia premia a las ideas originales en un concurso que promueve novedosas aplicaciones para Android sin importar de que campo provengan los jóvenes creadores.

Surgen grandes ideas de lo que aparentemente parecen modestos proyectos desarrollados por estudiantes y profesores. La Universidad Pontificia de Salamanca quiere promover los valores de innovación, creatividad y desarrollo incentivando ideas plasmadas en aplicaciones novedosas.

 

Nos encontramos en una cafetería céntrica con el primer grupo de trabajo formado por la alumna Irene Junco Vicente que acaba de terminar su tercer curso de enfermería y la cirujana Beatriz Montejo Maillo, que además es profesora titular de Anatomía en la Universidad Pontificia de Salamanca. En el primer año se conocieron Irene y Beatriz y decidieron formar un equipo para presentarse al concurso con un proyecto especialmente útil dentro del campo de la medicina. Están orgullosas de la utilidad que podría tener su proyecto, “aunque este mal decirlo” afirma con una sonrisa segura Beatriz.

 

El proceso de selección de los proyectos elegidos proviene de un sistema de plica mediante el cual no se conocen los nombres de los participantes (un máximo de 4 alumnos) mientras se evalúan todos los proyectos. Para elaborar el proyecto tenían 6 meses en total y los alumnos seleccionados tendrán una dotación de 100 euros mensuales a la par que la Universidad Pontificia asume los gastos que supongan el uso de las instalaciones. Contaban con una breve presentación de cinco minutos por grupo para mostrarlo a un jurado y al resto de compañeros.

 

Una aplicación para Smart Phones para facilitar el control y el suministro de los fármacos a pacientes, fundamentalmente enfocado a personas mayores, dependientes de sus familiares más próximos y que están multimedicados.  Personas que pueden tener dificultades de memorias, problemas para reconocer que medicina tomar en cada momento del día y que en muchas ocasiones precisan la atención constante de una persona.

 

La aplicación tiene una apariencia muy visual e intuitiva en un suave color verde para que los usuarios puedan conocer exactamente que medicación sigue el paciente, los cambios que pueda haber en ellos,  las citas con los médicos indicando lugar, fecha, hora y especialista.  En personas de edad más avanzada hay un mayor riesgo de despistes u olvidos al no reconocer los medicamentos por su nombre sino por su color y forma.

 

Aunque puntualiza Irene que “su uso esta más enfocado a familiares que acompañen a personas dependientes a la consulta” y que sean ellos quienes pueden estar al tanto del control de la medicina. Beatriz explica a este periódico que los cambios en las dosis medicación o fármacos utilizados sin conocerse  en tienen  repercusiones directas. Dividen en un calendario desplegable los días por etapas y comidas con la medicación pautada para cada persona. Favorece también la atención primaria  o un ingreso de los usuarios con su centro médico habitual.

 

Un enfermo que consuma un activo coagulante no puede ser posteriormente operado sin interrumpir la medicación. En pacientes frágiles un desajuste horario leve puede afectarles gravemente en sus síntomas.

 

 

El nombre O-DAWA proviene de la palabra medicación transcrita del suajilí “para resaltar el carácter universal y porque tiene una buena sonoridad, diferente, distinta” afirma Irene. El logo debía ser muy sencillo para hacer referencia al campo de la salud con una píldora y una pastilla sobre un fondo circular verde.  Aseguran que aunque existan algunas aplicaciones para telefónos inteligentes en el campo de la medicina para monitorizar la presión arterial, el esfuerzo físico o una dieta determinada no conocen ningún precendente de algo tan específico como el seguimiento de pacientes multimedicados. Es posible que pronto pudieramos tener a nuestra disposición algo tan útil apar nuestros familiares y amigos de mayor edad o problemas de memoria.