Nuevos tramos del IRPF: irán del 19% al 45% a partir del año 2016

Montoro ya había avanzado que el número de tramos de este impuesto se reduciría de siete a cinco. Todas las tarifas bajarán y lo harán en dos fases, una en 2015 y otra en 2016.

Los nuevos tramos del IRPF irán del mínimo del 19% -frente al 24,75% actual- al 45% -frente al máximo del 52%- según anunció este viernes el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

  

Montoro ya había avanzado que el número de tramos de este impuesto se reduciría de siete a cinco. Todas las tarifas bajarán y lo harán en dos fases, una en 2015 y otra en 2016.

  

Así, el primer tramo, para rentas inferiores a 12.450 euros, bajará del 24,75% al 20% en 2015 y al 19% en 2016. La que grava las rentas de entre 12.450 euros a 20.200 euros bajará al 25% en 2015 y al 24% en 2015.

 

Para las rentas de entre 20.200 y 35.200 euros, el tipo bajará al 31% el año que viene y al 30% en 2016, mientras que en las rentas de entre 35.200 y 60.000 euros la tarifa bajará al 39% en 2015 y al 37% en 2016.

 

Finalmente, las rentas que superan los 60.000 euros tributarán a partir de 2015 a un tipo del 47%, que bajará al 45% en 2016.

  

Según la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el IRPF bajará de media un 12,5%. Además, para el 72% de los declarantes, la rebaja media será del 23,5%.

    

En cualquier caso, ha asegurado que 20 millones de contribuyentes tendrán más renta disponible al mes a partir del 1 de enero porque la rebaja se verá en la primera nómina.

 

UN SISTEMA TRIBUTARIO "MÁS EQUITATIVO"

  

"Llega el momento de bajar impuestos para todos", subrayó Montoro al comenzar su intervención en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

  

Montoro destacó que el objetivo de la reforma fiscal, que establece un sistema tributario "más equitativo", es fortalecer el crecimiento económico, impulsar la creación de empleo y el crecimiento de la competitividad, además de favorecer el ahorro y la inversión.