Nuevo sistema de la Unidad Docente de Matronas de Valladolid de evaluación clínica con simulación de partos

La Unidad Docente de Matronas de Valladolid ha puesto en marcha un sistema de valoración para residentes para  estimar "de forma objetiva" las competencias de los profesionales sanitarios en formación al verlos interactuar con pacientes simulados en situaciones clínicas como un parto.

  

Se han evaluado los conocimientos teóricos y prácticos de las personas que están cursando los dos años formativos de la especialidad de enfermería obstétrico-ginecológica (matrona) en Valladolid, a través de dos sesiones celebradas los días 9 y 16 de mayo.

 

Concretamente, durante la primera jornada se examinó a los estudiantes de segundo curso con casos complejos, mientras que los de primer año se enfrentaron el segundo día a cuestiones "más básicas".

 

En total, han participado una veintena de residentes en esta actividad, cuyos resultados se han medido a través de los exámenes desarrollados en el Centro de Simulación Sanitaria de Castilla y León, ubicado en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid.

 

Los impulsores de la iniciativa han detallado que el nuevo modelo de entrenamiento permite evaluar y mejorar las capacidades de los profesionales sin que sus acciones supongan "ningún tipo de riesgo" para los pacientes.

 

En este sentido, los participantes en el sistema ECOE cuentan con recursos como actores preparados para representar el papel de paciente, maniquíes robotizados programados para ofrecer respuestas similares a las que ofrecería una persona real e informes e imágenes clínicas sobre el caso plateado.

 

Asimismo, en el caso de las matronas evaluadas se les ha facilitado el acceso tanto a un maniquí adulto como a otro infantil (bebé), un simulador de parto, incubadora, partogramas, informes de ingreso, cartillas de maternidad y todo tipo de información hospitalaria de utilidad.

 

EXÁMENES ORALES

 

Por otra parte, en este nuevo sistema de evaluación cada residente debe pasar un examen oral y ser observado por un comité de prueba (formado por siete expertos), encargado de diseñar y guiar cada una de las situaciones clínicas.

 

Algunos de los aspectos valorados en esta ECOE han sido las competencias clínicas y técnicas de los participantes en atención a la mujer, al neonato y a las familias; su capacidad de trabajo en equipo; sus dotes organizativas y de asistencia al parto; su reacción ante una urgencia obstétrica; su habilidad para realizar suturas o controlar desgarros, y su capacidad de atención de embarazos patológicos -entre otros aspectos-.

 

Finalmente, todas las situaciones clínicas han sido grabadas para que, posteriormente, los residentes puedan ver y repasar sus aciertos y aprender de sus errores.