Nuevas pistas sobre los misteriosos 'tatuajes' que salpican la Luna

Luna

Una poderosa combinación de observaciones y simulaciones por ordenador está dando nuevas pistas de cómo aparecieron en la superficie lunar unos misteriosos 'tatuajes'.

Se trata de patrones de brillo y oscuridad en forma de remolino que se encuentran en más de un centenar de localidaciones a través de la superficie lunar.

"Estos patrones, llamados 'remolinos lunares', aparecen casi pintados en la superficie de la luna", dijo John Keller, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland. "Son únicos; sólo hemos visto estas características en la luna, y su origen sigue siendo un misterio desde su descubrimiento." Keller es científico de la misión de la NASA Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO), que hizo las observaciones.

Los remolinos lunares pueden tener decenas de kilómetros de ancho y aparecen en grupos o simplemente como una característica aislada. Las observaciones anteriores produjeron dos importantes pistas sobre su formación: En primer lugar, aparecen donde restos antiguos del campo magnético están incrustados en la corteza lunar (aunque no todos los "fósiles" del campo magnético en la luna tienen un remolino lunar). En segundo lugar, las áreas brillantes en los remolinos parecen estar menos degradados que sus alrededores, informa la NASA.

El entorno espacial es duro; muchas cosas pueden hacer que el material expuesto al espacio cambie químicamente y se oscurezca con el tiempo, incluso los efectos de meteoritos microscópicos y los efectos del viento solar: una corriente de 1,6 millones de kilómetros por hora de gas eléctricamente conductor impulsado desde la superficie del sol.

Esas pistas llevaron a tres prominentes teorías sobre cómo se formaron los remolinos. Los remolinos y los campos magnéticos podrían haberse formado a partir de columnas de material expulsado por impactos de cometas. Por otra parte, tal vez cuando las partículas de polvo llegaron a la Luna en impactos de micrometeoritos, un campo magnético existente en los remolinos los clasificó de acuerdo a su susceptibilidad al magnetismo, y formaron patrones brillantes y oscuros con diferentes composiciones. Por último, dado que las partículas en el viento solar (electrones e iones) están cargadas eléctricamente, responden a las fuerzas magnéticas. Tal vez el campo magnético protege la superficie de la intemperie por el viento solar.

En la nueva investigación, los equipos de científicos crearon modelos informáticos que proporcionan nuevos conocimientos sobre la forma en que la hipótesis de pantalla magnética podría funcionar.

"El problema con la idea del escudo magnético es que los campos magnéticos incrustados en la Luna son muy débiles - alrededor de 300 veces más débiles que el campo magnético de la Tierra", dijo Bill Farrell del Centro Goddard de la NASA. "Es difícil ver cómo iban a tener la fuerza para desviar los iones del viento solar."

Los nuevos modelos revelan que el campo magnético puede crear un fuerte campo eléctrico cuando el viento solar intenta fluir a través del mismo. Es este potencial eléctrico de muchos cientos de voltios el que podría desviar las partículas en el viento solar. Esto reduciría la erosión del viento solar, dejando las regiones más brillantes sobre áreas protegidas.

Las nuevas observaciones del LRO parecen proporcionar apoyo a la hipótesis del escudo magnético, pero no descartan las otras ideas. "Hasta que no haya alguien haciendo mediciones en la superficie lunar no podemos obtener una respuesta definitiva, pero las nuevas observaciones que analizan los remolinos de la luz ultravioleta y en el ultravioleta lejano son coherentes con las observaciones anteriores que indican que los remolinos están menos degradadas que sus alrededores", dijo Keller.