Nueva idea para el Campus de Justicia; cambio de terrenos entre San Pablo y Zambrana

Óscar Puente y Manuel Saravia durante la rueda de prensa. A.MINGUEZA

El Ayuntamiento de Valladolid aplicará una modificación urbanística, sin coste añadido, para hacerse con el espacio del colegio de El Salvador y el antiguo Río Hortega a cambio del de Zambrana.

Nueva vuelta de tuerca al proyecto del Campus de la Justicia que pretende el nuevo equipo de Gobierno del Ayuntamiento en la zona de San Pablo, en vez de en el barrio de Girón, donde pretendía inicialmente el Partido Popular. El alcalde, Óscar Puente, y el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, han comparecido este martes para explicar que ahora la intención, ante la “no respuesta” de los dueños de El Salvador, es aprovechar una triquiñuela legal para “hacer virtud de la necesidad” de la expropiación forzosa de Zambrana para intercambiar esos terrenos por los que necesita el Ayuntamiento.

 

El procedimiento, pese a tratarse de un maremágnum de cifras, procesos y datos puede resumirse en varios puntos esenciales. Número uno, que desde el Consistorio ya se ha estudiado al detalle la posibilidad de modificar el PGOU y el Plan Especial de Casco Histórico para que la idea cumpla con todos los detalles de legalidad, y de hecho casi podría hacerse de manera inmediata.

 

Número dos, que una vez realizado el trámite, del que se espera tener el OK dentro de un mes para que esté aprobado inicialmente dentro de dos, las ruedecillas podrán comenzar a funcionar. Así, dentro de estos dos meses, el proceso de intercambio podría llevar “cerca de un año” para su aprobación definitiva, con lo que por aquel entonces se podrían empezar las obras, si todo marcha como debe, para finales de 2016, aunque ni Puente ni Saravia quisieron fijar fechas.

 

Y número tres, que “tras hablar con todos los agentes implicados en el Campus”, según Saravia, entre los que se incluye al Ministerio de Justicia, entidades ciudadanas, Seguridad Social, los propietarios... entre tantos otros, todo ello supondría poder hacerse con los nombrados terrenos aún sin el visto bueno de los dueños del colegio El Salvador, que ante el abandono del edificio y la hipoteca en la que se haya –más de 14 millones de euros-, han optado por hacer poco caso al proyecto del Ayuntamiento.

 

PERMUTA DE HECTÁREAS

 

De esta manera, la Casa Consistorial ofrecería las 5’32 hectáreas de la parcela Norte de Zambrana y las 3’88 de la Sur, a cambio de los 6.663 metros cuadrados del antiguo Río Hortega y los 5.081 del Colegio El Salvador. Según indica el Ayuntamiento “el uso global será residencial y la edificabilidad absoluta”. “¿Pero y los 14 millones de euros de hipoteca de El Salvador?”, se le preguntó a Puente. “¿Se hace cargo el Ayuntamiento o quién?”.

 

“Esa hipoteca no cambia de propiedad, pese a la permuta de terrenos. Siguen teniendo que hacerse cargo los actuales dueños del colegio”, tranquilizó el alcalde. De esta manera se impulsa un nuevo proyecto para relanzar el Campus de la Justicia y con el que se confía en que pueda estar terminado para 2019, justo cuando termina la legislatura actual, “con un coste inferior y un plazo más reducido que lo que pretendía el Partido Popular con su idea en el barrio Girón”, cerró Puente.

 

Las obras comenzarían en el espacio del antiguo Hospital transcurrido, como poco, un año y varios meses, por lo que el primer edil insistió en la idea de que para finales de 2016 el Campus de la Justicia podría comenzar a hacerse realidad en el centro de Valladolid. En todo caso el 1 de septiembre el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, tiene concretada otra reunión en Madrid con el Ministerio de Justicia.

 

Abajo, descargable en PDF el plano del proyecto que pretende el nuevo equipo de Gobierno para el Campus en El Salvador.

Noticias relacionadas