Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Nueva exhibición de un MyWigo Valladolid que apunta al playoff con ambición

Derrotó con claridad al Melilla Baloncesto (72-63) y demuestra una gran solidez como equipo a tener en cuenta en la fase decisiva de la competición. No ganar el basketaverage a los autónomos, único lunar de un gran partido.

MyWiGo Valladolid (72): Manchón (0), Montañez (7), Pino (9), Lucas (13) y Stobart (6) – cinco inicial – Uriz (8), Martínez (2), Alvarado (0), De la Fuente (9), Rakocevic (16), Ucles (0).

 

Club Melilla Baloncesto (63): Garrido (5), Bravo (15), Tomàs (5), Gatell (10) y Laso (5) – cinco inicial – Larraona (0), Wright(11), Tsiaras (3), Almazán (0), Butterfield (9).

 

 

Llegaban al Pisuerga dos equipos en dinámica ganadora aunque con objetivos diferentes. Y comenzaron mucho mejor los de la Ciudad Autónoma, que se encomendaron a Carles Bravo como su más certera opción ofensiva. Los de Porfi Fisac no pudieron enjugar la desventaja en el marcador hasta el final del segundo cuarto, con dos triples consecutivos de Rakocevic y con un punto más de intensidad en su defensa.

 

Un parcial de 10-3 en los tres primeros minutos del tercer cuarto fue clave en la resolución del choque. Con el marcador a favor todo fue más fácil para el MyWiGo Valladolid, que tuvo a Javi Lucas a su mejor hombre (13 puntos y 10 rebotes). La ventaja de más de 10 puntos se mantuvo durante los últimos 15 minutos y la victoria pucelana no peligró en el último cuarto.

 

Para el Melilla, perder 22 balones es un precio excesivo difícil de compensar, a pesar de dominar el rebote. El conjunto autónomo perdió el choque, en parte, con sus imprecisiones en ataque aunque pudo salvar el basketaverage que era de 13 puntos.

 

El triunfo vallisoletano es un bálsamo en una semana complicada por los problemas económicos, aunque el club sigue dando pasos para conseguir la estabilidad que ansía y en los próximos días podrían conocerse novedades positivas