¿Nos timan con la tinta de los cartuchos?

¿Nos timan con la tinta de los cartuchos?

El los últimos años hemos visto un incremento en los precios de los cartuchos de tinta, debido a la exponencial crecida en el número de impresoras domésticas pero, ¿realmente pagamos lo que vale la tinta?

La tinta para impresoras es un producto muy valioso y especial pero en la mayoría de los casos el comprador paga un precio demasiado alto por la cantidad de tinta que adquiere. Cada vez son más los compradores de tinta que reclaman a los establecimientos la poca duración de sus cartuchos.

 

Aunque no lo sepamos, la tinta se ha convertido, y cada vez más, en un producto considerado de lujo que se vende a precio del más caro champán francés, superando la barrera de los mil euros por cada litro de tinta, algo que no todo el mundo se puede permitir. Pero lo que de verdad hace que la tinta sea tan cara es la reducción de su cantidad en cada cartucho, sin que disminuya el precio del mismo.

 

Un ejemplo lo encontramos en el modelo de Epson T032, cartucho de color lanzado en 2002, que mantiene el tamaño que su homólogo de 2008, el T089. Pero el T032 contiene 16ml de tinta mientras que el T089 tan sólo 3,5ml. A pesar de la mejora de rendimiento de todas las marcas, parece ser que esta disminución en el contenido de tinta de los cartuchos se debe más a una razón comercial que a la propia eficacia en las impresoras. 

 

Lo mismo ocurre con los cartuchos de las impresoras de HP. Hace diez años, el cartucho de tinta más vendido de HP tenía 42ml  y se vendía a un precio aproximado de 23 euros sin embargo en la actualidad, los cartuchos de impresora estándar fabricados por HP pueden contener solo 5ml de tinta y su precio es de 15 euros.

 

¿A QUÉ SE DEBE ESTE AUMENTO TAN GRANDE DE LOS PRECIOS?

 

La estrategia que han seguido las fabricantes de impresoras ha sido la de empujar al consumidor a una alta frecuencia de compras y una estrategia de marketing bastante agresiva que lleve al consumidor a decantarse más por comprar cartuchos nuevos antes que a rellenar los que ya tienen.

 

Ante las criticas por la reducción de la cantidad de tinta en los cartuchos por parte de los consumidores, los fabricantes se defienden alegando que el coste de impresión por página se reduce con los nuevos modelos de impresoras. HP afirma que, en sus modelos Office jet Pro, los costos de tinta en función de cada página se han mantenido en los mismos niveles desde 2009, y Epson, asegura que los cabezales de impresión son más eficientes en comparación con hace 10 años debido a los avances en la tecnología.

 

Los fabricantes de impresoras han hecho un gran negocio vendiendo impresoras baratas y recuperando el dinero a través del valor de la tinta. 

 

Muchas impresoras nuevas tienen vienen con cartuchos que contienen pequeñas cantidades de tinta por lo que el propietario tiene que comprar cartuchos nuevos casi de inmediato. Otros se han incorporado tecnología para bloquear recambios baratos. La lógica es muy simple, si te compras una impresora de HP, los cartuchos van a ser también de esta marca, da igual lo que te cuesten

 

CONSEJOS A TENER EN CUENTA A LA HORA DE ADQUIRIR UN NUEVO CARTUCHO

 

Hay que tener cuidado con los cartuchos muy baratos ya que normalmente se agotan en muy poco tiempo, o no sólo eso, algunos incluso vienen vacíos por lo que cuestan más y no suelen proporcionar un mejor servicio a largo plazo.
 
No compres impresoras con un solo cartucho de tres colores. Cuando un color se acaba el cartucho completo deja de funcionar incluso si hay un montón de tinta que queda en las otras dos cámaras. Compra una impresora con un cartucho separado para cada color.
 
Compra cartuchos que puedan ser rellenados, se puede ahorrar hasta un un 20% o incluso un 70% más que en los originales de marca.
 
Si imprimes todos los documentos en blanco y negro en una impresora láser utiliza tóner ya que dura más que la tinta.