Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

“No quiero hacer una ensalada o una macedonia en mi copa”

Borja Mauriz, elaborando un cóctel con una de las ginebras del concurso (Foto: T.G.).

El barman Borja Mauriz, que desarrolla su carrera profesional en Salamanca, es uno de los finalistas de The Gin Collection Constest.

Borja Mauriz recibe a Tribuna de Salamanca tras la barra del Grand Hotel Premium Champagne Bar (Plaza del Poeta Iglesias, 6) horas antes de partir hacia Madrid, donde participa en la final de The Gin Collection Contest. Este leonés de treinta años, salmantino de adopción desde hace ocho, es uno de los doce candidatos a convertirse en el mejor coctelero con ginebra de España en la primera edición de este concurso, cuya última fase se celebra el martes, 24 de febrero.

 

“El mundo de la coctelería está un poco de moda, y parece que empieza a abrirse alguna puerta en Salamanca”

Borja es el delegado de la Asociación de Barmans en Salamanca por la FABE (Federación de Asociaciones de Barmans de España) y lo suyo es una vocación que afloró, precisamente, en la capital charra. Llegó a la ciudad para completar su formación como técnico audiovisual, pero terminó enganchado al mundo de la coctelería cuando sintió la necesidad de reinventarse.

 

“Tuve que salir fuera a aprender, buscar material por mi cuenta… porque aquí llegaba poca o casi ninguna información”, explica el barman, al que le costó trabajo, esfuerzo y algún fracaso abrirse paso en la profesión y hacerlo en esta tierra. “El mundo de la coctelería está un poco de moda, y parece que empieza a abrirse alguna puerta en Salamanca”, asegura.

 

"Ser mejor o peor depende de la capacidad para llegar al cliente."

Sobre las características que debe atesorar un buen barman, Borja Mauriz no tiene dudas: “Tiene que motivarte y apasionarte este mundo, la curiosidad y las ganas de aprender son claves. Pero ser mejor o peor depende de la capacidad para llegar al cliente.” Del mismo modo, cree que su presencia en la final de The Gin Collection Contest ha sido “un poco una lotería” que le ha tocado entre los más de 130 participantes. “El gusto está en el paladar del que prueba”, asegura Mauriz.

 

Para intentar imponerse ante los once “rivales” que le esperan en la final del concurso, Borja preparará un cóctel original con Bloom Premium London Dry Gin, en el que tratará de “explotar al máximo” las características de la misma. Se trata de una ginebra floral, con toques cítricos, y es una de las cuatro que pueden utilizarse en los combinados de The Gin Collection Contest.

 

Foto: Toño Glez.

 

Ponme un Ramos Fizz, pero solo porque es aquí, y ahora

 

Borja Mauriz admite que, si tiene que quedarse con una bebida, lo hace con un Ramos Fizz. Sin embargo, este combinado, originario de Nueva Orleans y que mezcla ginebra, limón, nata y huevos, entre otros ingredientes, es uno de los muchos tragos que encandilan a este “mal bebedor” confeso.

 

Soy de morro fino y me gusta todo lo bueno. Hay una bebida para cada ocasión y para cada persona. Me gusta la ginebra, la cerveza, el coñac… no soy de ir a un local y decir ‘ponme eso’”, explica Borja.

 

 

 

Gin tonic para beber, ensalada para comer

 

España está rendida a la ginebra con tónica. Esta combinado está viviendo una edad de oro en nuestro país, en parte porque nunca se fue y en parte porque “somos un poco borreguillos y nos dejamos llevar por lo que hace -y bebe- todo el mundo”, cree Borja Mauriz. “La ginebra está en un momento espectacular pero eso opaca, en parte, la grandeza de otros grandes destilados”, explica este barman que, además, no es partidario de recargar o saturar un gin tonic.

 

Al gin tonic lo hace mejor la tónica. Puedes rectificar o potenciar la naturaleza de una ginebra y adornarla con un twist de naranja y un twist de limón. Eso es suficiente. Hay a quién le gusta, pero no quiero hacer una ensalada o una macedonia en mi copa”.

 

Foto: Toño Glez.