"No me mires a los ojos que soy padre y no respondo"

A.O., presunto pederasta

El presunto pederasta de Ciudad Lineal, Antonio Ortiz, tuvo hace unos días un leve incidente con un preso de la cárcel de Soto del Real cuando éste le advirtió de que no le mirase a los ojos cuando ambos compartían espacio en uno de los ascensores.

"No me mires a los ojos que soy padre y no respondo", le comentó uno de los reos al presunto pederasta, a lo que éste sin achicarse contestó con actitud chulesca y desafiante: "Yo también soy padre".

 

El rifirrafe se produjo hace unos días cuando Antonio Ortiz había salido del Área de Enfermería para uno de sus traslados por requerirse su presencia en una diligencia judicial. El módulo de Enfermería es el único que cuenta con ascensor en la cárcel de Soto del Real.

 

El presunto agresor sexual permanece en este espacio para evitar posibles desencuentros con otros presos ante la gravedad de los hechos que se le imputan en los que están implicadas varias menores y solo abandona su espacio cuando tiene que ser trasladado para alguna diligencia, según las mismas fuentes.

 

RUEDAS DE RECONOCIMIENTO

 

Esta previsto que el próximo lunes la jueza realice la exploración de las víctimas menores, así como la práctica de las ruedas de reconocimiento. Sin embargo, el abogado defensor impugnó esta misma semana en un escrito la realización de cualquier rueda de identificación debido a la difusión de la imagen de su cliente.

 

Antonio Ortiz cumple desde la noche del pasado viernes prisión preventiva en el módulo de Enfermería. El presunto agresor sexual estuvo unas horas en la vivienda de Santa Virgilia durante la práctica de un reportaje fotográfico para la realización de una reconstrucción en 3D.

 

Durante ese tiempo, comentó que está a la espera de que se aclare todo y se quejó de que se le esté acusando de perder peso para no ser reconocible en las ruedas de identificación que se señalarán en los próximos días.

 

También se quejó de que no le devuelven los cordones de sus zapatillas para poder hacer ejercicio. Fuentes consultadas por Europa Press han señalado que en Enfermería hay un gimnasio pequeño de tipo terapéutico.