No hubo sorpresa en San Sebastián

Raquel de la Cruz intenta un lanzamiento ante Dunay. VALENTÍN G. GARIBAY

El Balonmano Aula cayó ante un excepcional Bera Bera que nunca dio opción por 32-17.

FICHA TÉCNICA:

 

Bera Bera 32: María Núñez (5), Esther Arrojeira (3), Nagore Arizaga (4), Uxúe Ezkurdia (1), Alba Menéndez (3), Nitsan Dunay (2), Patricia Elorza (2), Maitane Etxeberría (3), Ana Temprano (p), Eli Pinedo (2), Matxalen Ziarsolo (3), Adriana Castro (1), María Akuña (p), Silvia Ederra (3).


 
Aula Cultural 17: Laura Muñiz (p), Beatriz Casquero, Celia López (6), Ana Vergara (1), Ángela Nieto (1), Patricia Fernández, Cristina Cifuentes, Raquel de la Cruz (3), Teresa Álvarez (3), Cecilia Cossío (1), Alba Herranz y Amaia González (5) .


 
Parciales: 5-1, 6-3, 8-5, 11-6, 15-7, 18-7 // 22-9, 24-9, 27-11, 28-14, 30-15 y 32-17.
Árbitros: Álvaro Ruiz y David Zapico del colegio asturiano que excluyeron a Patricia Elorza, Alba Menéndez (2) y expulsó a Nagore Arizaga por parte del Bera Bera y a Cristina Cifuentes por parte del Aula Cultural.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 9ª jornada de liga de División de Honor disputado en el Polideportivo de Bidebieta (San Sebastián) ante unos 300 espectadores, medio centenar de ellos llegados desde la capital vallisoletana.

Se cumplieron los pronósticos y el CD Balonmano Aula no pudo dar la sorpresa en el Polideportivo Bidebieta de San Sebastián. El ‘todopoderoso’ Bera Bera donostiarra se impuso con claridad en un choque que apenas duró cuarto de hora. El tiempo que tardaron las locales en lograr una renta suficiente para controlar el partido y acabar ganando con contundencia. Un equipo, el vasco, que demostró toda su calidad y que pese a haber tenido compromiso de ‘Champions’ hacía tan sólo tres días, volvió a poner de manifiesto que es el conjunto más completo de la liga.

 

Las locales comenzaron mandando, y el parcial de 5-0 en los primeros minutos iba a ser una advertencia de lo que podría pasar a continuación. Por eso, las jugadoras del BM Aula se ‘pusieron las pilas’ y tras unos minutos de excelencia las vallisoletanas se pusieron a sólo dos goles del equipo donostiarra. Fue ahí cuando las locales volvieron a ‘meterse’ en el partido. Otro parcial de 4-0 volvió a desequilibrar la balanza y prácticamente sentenció el choque. A partir de ese momento, el intercambio de golpes fue poco a poco favoreciendo al Bera Bera que con el paso de los minutos fue adquiriendo una ventaja mayor.

 

En ataque, la efectividad vallisoletana funcionaba sólo ‘a ratos’ y en defensa, el potencial ofensivo de las donostiarras, se imponía en muchas de las ocasiones. Para rematar, la mala suerte se cebó con las chicas de Peñas. Hasta tres penaltis errados y más  de una decena de balones a los palos mandaron las vallisoletanas en la pista del líder. Dos estadísticas negativas que provocaron que el BM Aula nunca tuviera opciones reales de disputar el partido al actual mejor equipo de la liga que, con éste, suma nueve victorias en nueve enfrentamientos.

 

En la segunda parte, el guión no se modificó un ápice. Las locales seguían mandando en el partido y en el marcador, aunque en este segundo tiempo el BM Aula mejoró notablemente el porcentaje de acierto de cara a portería. Las jugadoras vallisoletanas centraron el punto de mira y el resultado se maquilló gracias a los méritos en ataque y en defensa.

 

Pese a todo, el técnico Miguel Ángel Peñas acababa muy descontento tras el partido ya que como ha señalado “no se puede regalar nada a un equipo como éste”. “Nos ha faltado actitud y lo hemos pagado caro y así no podemos seguir”.