No habrá nuevo Plan de Movilidad en Valladolid y se seguirá trabajando sobre el actual

Imagen del pleno del Ayuntamiento. JUAN POSTIGO

El concejal Manuel Sánchez reconoce que "hay mucha labor por delante" ante las exigencias del PSOE e IU respecto a bicicletas y transporte público, aunque tilda de "irreales" algunas propuestas.

No habrá nuevo Plan de Movilidad en Valladolid, pero se modificará el existente (PIMUVA) poco a poco para irse adaptando a la realidad actual. Ese es el mensaje que puede extraerse del pleno extraordinario del Ayuntamiento celebrado este viernes ante las exigencias del PSOE para mejorar el transporte público y la circulación en bicicleta por la ciudad, entre otras tantas propuestas.

 

Y es que la elaboración de un nuevo Plan, como expuso el concejal de Movilidad Manuel Sánchez, "supondría demasiado tiempo y trabajo" para el Consistorio. "Esto no es algo que se pueda hacer en seis meses", comenzó exponiendo. "Hay que hacer encuestas para conocer las necesidades y preferencias de la ciudadanía, algo que no se puede realizar de un día para otro".

 

En todo caso, no escurrió Sánchez la realidad y asumió que el actual Plan necesita una revisión y seguir dando pasos poco a poco. Y es que el PIMUVA se aprobó en 2004 y fue pionero en España, por lo que, en boca de Sánchez, "tuvo algunos errores". "Aceptamos ciertas críticas, está claro que hay que seguir trabajándolo y adaptándolo a la realidad actual, pero también es cierto que se ha avanzado".

 

Cedía así parcialmente el Partido Popular a las exigencias del PSOE, que se presentó en el pleno con un proyecto de nuevo Plan de Movilidad con la intención de que al menos se tuvieran en cuenta algunas propuestas, tales como la ampliación del carril bici 15 kilómetros o la mejora del transporte público, donde juega un gran papel Auvasa, "todas ellas a bajo coste".

 

Pero he ahí el quid de la cuestión, contra el que se reveló el concejal de Movilidad, que tildó algunas de las ideas de los socialistas de "irreales". Si bien mostró interés en la revisión del carril, fue inflexible con medidas tales como el autobús gratuito para menores de catorce años. "Con la realidad de dificultad económica que vive hoy día Auvasa, semejantes proposiciones son complicadas de realizar. Es fácil decirlo, pero difícil hacerlo".

 

Pensamiento que mantuvo para otras tantas propuestas del partido del puño y la rosa, entre las que estaba también la reducción del tiempo de espera de los autobuses a diez minutos como máximo. "Con semejante idea, habría que ampliar la flota de buses hasta los 190. ¿De dónde sale el dinero para esto? Es implanteable", incidió Sánchez.

 

"AUTOCOMPLACENCIA" DEL GOBIERNO

 

Fue entonces el turno de PSOE, quien acusó al Gobierno de "autocomplaciente". "Se reconoce que hay necesidad de mejorar el Plan de Movilidad existente, pero no se actúa para remediarlo, apenas se toman medidas", acusó el presidente socialista de Valladolid, Óscar Puente.

 

 

Manuel Saravia, de Izquierda Unida, también quiso dejar presente que "en cuanto a Movilidad, el Ayuntamiento solo ha cumplido un 30% del programa en tres años de mandato municipal". "Hay mimbres para un buen Plan, pero hay que moverse y agilizar algunas ideas", de manera que se mostró de acuerdo con varias del PSOE.

 

Fue el momento en el que Puente incidió en su propuesta de mejora del carril bici "a bajo coste", que en muchos casos supondría la creación de este por medio de una pintura en la acera. Y es que el Plan que propone el PSOE es de "convivencia entre ciclistas, peatones y vehículos" en la ciudad en muchas ocasiones.

 

Siguió el socialista recordando que la flota de autobuses es "de las más antiguas de España", con 11,2 años de media por vehículo, además de criticar las línea actuales, "apenas actualizadas desde 1992", algo que negó Manuel Sánchez.

 

Finalmente, y tras algunos dimes y diretes con la posibilidad de implantar los pagos en paradas en vez de en los propios autobuses y algun rifirrafe con la caída de los usuarios de Auvasa, se votó la moción para la creación del nuevo Plan, que resultó rechazada ante la mayoría del PP. Pero si hay que atenerse a las palabras del concejal de Movilidad, queda mucho camino por delante y muchas ideas a desarrollar desde el Ayuntamiento de Valladolid.

Noticias relacionadas