Nissan Ávila cambia de tendencia y trabajará dos sábados en mayo y dos en junio

Los operarios de la fábrica de Nissan en Ávila abandonan la flexibilidad negativa —después de dos años con paros de cerca de 60 días— y trabajarán dos sábados en mayo y dos en junio para afrontar un pedido de cerca de 500 unidades que tendrán que entregar antes de verano, principalmente destinadas al mercado inglés

Estos cuatro días de flexibilidad positiva servirían para compensar los 15 días que los trabajadores ‘deben’ a la empresa como consecuencia de la baja producción de los años anteriores y de que en el convenio tienen acordada una bolsa de días de más/menos 15 días, según fuentes del sector, consultadas por La Tribuna de Automoción.

 

El incremento de trabajo será para producir Cabstar ya que el nuevo camión NT500 no está funcionando excesivamente bien. Tanto es así que aunque el equilibrado de producción diaria se incrementará de 60 a 62 unidades en mayo, el NT500 ha caído de 12 a 8.

 

No obstante, a pesar del pedido puntual de 500 unidades y al incremento del equilibrado, Nissan ha rebajado en 200 unidades la previsión para el año fiscal japonés 2014 (de abril a marzo de 2015), pasando de 11.500 camiones a 11.300.

 

Difícil reincorporación

El 21 de mayo de 2010 Nissan pactó con unos 35 trabajadores, que tuvieron que salir de la planta por la baja producción, que se reincorporarían cuando se alcanzaran las 17.000 unidades anuales o en su defecto el 1 de abril de 2014. Sin embargo, una vez que pasó esta fecha, la marca japonesa no ha podido absorber a los 23 operarios que continuaban ligados a la empresa.

 

De ellos, dos se han incorporado a la planta de Nissan en Barcelona, cuatro se han desvinculado y 17 siguen esperando su oportunidad para volver a la factoría abulense. Nissan volverá a evaluar la situación dentro de tres meses, en julio, para ver si es posible que vuelvan. Mientras, percibirán una contraprestación económica.

 

Sin embargo, dada la situación, parece complicado que la reincorporación se pueda efectuar antes de que finalice el año fiscal 2014, en marzo de 2015.