Niños y mayores quieren "una ciudad limpia, saludable y con espacios de diálogo"

El Consejo Municipal de la Infancia por primera vez celebra una sesión conjunta con el Consejo Municipal de Mayores para analizar y propone al Ayuntamiento de Valladolid cuál es su ciudad ideal.

La ciudad ideal según los niños y los mayores. Esto es lo que ha dado de sí el Consejo Municipal de la Infancia que, por primera vez, ha tenido carácter intergeneracional ya que a los niños se han sumado los mayores del Consejo de Personas Mayores. Para la concejal de Bienestar Social, Rosa Hernández, la experiencia ha sido más que “positiva”.

 

“Es curioso como todos han insistido en una ciudad limpia, saludable y con espacios para el diálogo; siempre con la visión de una ciudad buena para vivir”. La edil del ramo en el Ayuntamiento de Valladolid dice que muchas de las propuestas que realizan los componentes de ambos consejos ya se están llevando a cabo en la gestión municipal, y asegura que cuando hay algunas indicaciones interesantes se traspasan a las diferentes concejalías.

 

Previamente a la sesión celebrada en el salón de plenos del Ayuntamiento, se han llevado a cabo unas actividades en las que los niños de los ocho colegios participantes han visitado los centros de mayores.

 

El Consejo Municipal de la Infancia está formado por 32 alumnos de entre 8 y 14 años de ocho colegios de Valladolid (cuatro centros de Educación primaria y cuatro institutos); asimismo está representada la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta, el propio Ayuntamiento, la Casa de Juventud Aleste, Aprome y Unicef. Tras dos años en el consejo, los 32 menores abandonan el consejo y dejan su puesto a otros alumnos de diferentes centros vallisoletanos.