¿Niño o niña? Sara Carbonero habla por primera vez de su embarazo

SARA CARBONERO

Sara Carbonero ha hablado por primera vez de su embarazo. La periodista deportiva se encontraba en Madrid para presentar su primera colección de joyas como diseñadora 'Agatha by Sara', para la firma Agatha París. Ha confirmado estar muy contenta y feliz con su segundo embarazo.

La periodista deportiva, y ahora diseñadora de joyas, y su pareja sentimental, el portero del Oporto, Iker Casillas, se convertirán de nuevo en padres la próxima primavera. Como siempre radiante, se decantó por un jersey negro de cuello alto, pantalones marineros de Angel Schlesser, joyas y complemento de Agatha by Sara y zapatos de Úrsula Mascaró. Todavía no se le nota los cambios físicos del embarazo.


Sara, ¿Cómo es esta colección?

Sara Carbonero: Es una colección muy sencilla, como me gustan a mí las joyitas y en general todo, como muy minimalista, muy de ponértelo todos los días. Las letras tienen para mí un significado muy especial por mi profesión, por el blog, porque me gusta* pienso que una letra dice mucho más que lo que es el dibujo de la misma. Lleva dos circonitas a los lados para darle un punto que la diferencie y es una colección intemporal, para todo el mundo y cada persona le puede encontrar el significado propio.

¿A quién le regalarías una de tus joyas?

S.C: A cualquiera de mis amigas, a mi madre, a mi hermana. La idea de las letras me vino muy bien porque tenía muchas amigas que acababan de ser madres y lo más socorrido es la inicial, pero no encontraba, parece muy fácil pero no daba con ello. Me parece para un regalo bonito.

¿Qué le han parecido a Iker los diseños?

S.C: No entiende mucho, me apoya como siempre, le han gustado, está contento, como yo.


Hablando de madres tenemos que darte la enhorabuena, ¿cómo estás?

S.C: Estoy muy bien, lo que pasa es que creo que hay determinados temas que son tan personales y tan íntimo que pienso que tenemos que esperar a que el protagonista decida cuándo es buen momento para contarlo. Yo me encuentro muy bien, pero creo que cuando yo tenga que decir algo y que ha pasado el tiempo debido lo diré sin problema.

Se ha filtrado entonces demasiado pronto.

S.C: No sé, no estoy diciendo nada, esto es así, lo contaré cuando crea que lo tengo que contar.

Se ha dicho que queríais una niña.

S.C: No hay nada de verdad en eso porque es un momento en el que todavía no estoy en el momento de hablar de todo eso, es muy pronto y los tiempos los voy a marcar yo. Ni he pensado en niña ni en nada de lo que se ha dicho.

¿Tú a nivel emocional cómo te encuentras?

S.C: Muy bien en todo, con la adaptación en el nuevo país, muy bien porque tengo muchos proyectos y lo necesito para no desvincularme del todo, muchas inquietudes, muchas cosas que hacer, no me aburro. Es un momento muy dulce en general, es muy buen momento para todo, entonces es un momento muy bonito.

¿Qué hay de verdad en que dentro de dos años os vais a ir a Nueva York a vivir?

S.C: Es que yo tampoco sé a qué os referís.


Se habla de que tenéis unos planes de aquí a dos años.

S.C: Pero es que de aquí a dos años no tengo ni idea, tengo que pensar en que ahora estamos en Oporto, mínimo dos años vamos a estar ahí, súper contentos, pueden ser más. Es que yo no sé lo que va a pasar dentro de tres años.

¿Cómo os habéis adaptado a nivel familiar a la vida en una nueva ciudad?

S.C: Muy bien, porque es otro país pero estamos muy cerca de aquí, siempre tenemos gente que nos visita o venimos. La gente de allí es muy educada, muy amable, tienen cosas maravillosas, la ciudad tiene un patrimonio precioso con muchos rincones que visitar, yo estoy aprovechando para ponerme un poco a punto con los idiomas. Es un parón que me viene bien realmente. Es fácil porque yo creo que me adapto fácil a los sitios.

¿Qué es lo que echáis de menos de España?

S.C: La gente, tu entorno, antes veías más a tu gente y ahora son ocasiones más contadas, pero aprovechamos mucho y nos lo pasamos muy bien cuando les vemos. Lo demás lo tengo allí, tengo a mi familia, tenemos ya amigos y tenemos una ciudad preciosa y mucha gente preciosa.

¿Martín cómo está?

S.C: Muy bien, es tan pequeñito que el cambio muy bien, se entera porque ya sabe que está en otro sitio pero muy bien, es un niño muy feliz, siempre está contento y lo hace muy fácil.

¿Echas de menos una alianza en tu joyero?

S.C: No, porque ya tengo.