Nibali recupera el amarillo el día del adiós de su gran rival

El ciclista Vincenzo Nibali (Astana) se ha impuesto este lunes en la décima etapa del Tour de Francia, disputada entre Mulhouse y La Planche des Belles Filles sobre 161,5 kilómetros, en un golpe de autoridad a la carrera con el que ha recuperado el maillot amarillo.

Fue una buena jornada para Nibali, que vuelve a ser líder en la primera jornada de alta montaña en estos Vosgos inesperados por la dureza de esta gran etapa. Además, ve como Contador se suma a la lista de abandonos de renombre, tras el del vigente campeón en Froome en la quinta jornada, y ahora es el principal candidato a ganar.

Joaquim 'Purito' Rodríguez (Katusha) logró muchos puntos gracias a su presencia en la fuga de cara a ser el rey de la montaña. El catalán, además, llegó solo en cabeza hasta prácticamente el último kilómetro, cuando el 'tiburón' Nibali le sobrepasó directo hacia el triunfo y evitó un triunfo de etapa que hubiera sido de gran importancia para él.

El ambicioso Omega puso a Tony Martin y Michal Kwiatkowski en la fuga para que el alemán, de nuevo en una exhibición, trabajara a destajo en favor del polaco, que fue cazado a menos de dos kilómetros de la meta. Aún así, llegó a ser líder virtual, en una táctica que no fue buena por poco y que acabó con el polaco cediendo algo de tiempo.