Neymar devuelve la calma

Neymar se estrenó en Europa con tres goles en un partido

El Barça vence y convence para ser primeros de grupo.


 

 

FICHA DE PARTIDO:

 

FC BARCELONA: Pinto; Montoya, Piqué, Mascherano, Adriano; Busquets (Song, min.73), Xavi, Sergi Roberto; Pedro, Alexis (Tello, min.63) y Neymar (Dongou, min.81).

 

CELTIC FC: Forster; Lustig, Ambrose, Van Dijk, Ledley, Matthews (Stokes, min.81), Brown, Biton (Commons, min.69), Boerrigter, Samaras y Pukkki (Mulgrew, min.46).

 

GOLES:

   1-0, min.7, Piqué.

   2-0, min.39, Pedro.

   3-0, min.44, Neymar.

   4-0, min.48, Neymar.

   5-0, min.58, Neymar.

   6-0, min.72, Tello.

   6-1, min.88, Samaras.

 

ÁRBITRO: Sergei Karasev (RUS). Amonestó a Sergi Roberto (min.40)por parte del Barcelona. Y a Brown (min.42) y Matthews (min.69) por parte del Celtic.

 

ESTADIO: Camp Nou. 54.342 espectadores.




 

El FC Barcelona ha solventado con nota su compromiso (6-1) ante el Celtic para confirmar su presencia en octavos de final de la Liga de Campeones como primero del Grupo H y de paso recuperar la fluidez y armonía en su juego en tiempos difíciles, en un duelo que tuvo al brasileño Neymar como mayor protagonista y autor de un triplete.

 

Hogar dulce hogar. El Camp Nou era el escenario ideal para que los jugadores del Barça no solo cerraran su primer puesto en esta última jornada de la Fase de Grupos, sino también para dejar buenas sensaciones --más allá del trámite copero-- después de la mala imagen en Ámsterdam y el tropiezo en San Mamés. Las palabras del 'Tata', con algo de decepción por el nivel del equipo, encontraron respuesta en un gran ejercicio de los azulgranas.

 

Cierto es que el rival no era el Celtic cansino y aguerrido de Celtic Park, que el equipo escocés no se jugaba nada, pero la ausencia de ocasiones y protagonismo de los visitantes fue más por el buen partido culé. El Barça hizo su fútbol y sentenció el partido antes del descanso evitando sustos y fantasmas que siempre pueden aparecer cuando no va todo a favor.

 

Con un once pensando en Villarreal, con un Sergi Roberto titular a buen nivel, cómodo con Xavi a su vera, Neymar a su aire y Pedro y Alexis con ganas en las bandas, ya los primeros minutos dejaban buenos augurios para los intereses azulgranas. La intensidad de inicio, mucha movilidad, abriendo el campo, y un Neymar liberado por todo el campo tardaron poco en dar sus frutos.

 

A la velocidad del balón se unió la presión efectiva que últimamente no lo era tanto, con lo que los de Neil Lennon se veían encerrados en su campo con facilidad. En una de esas fue Piqué el que abrió el marcador, aprovechando un balón rechazo en un remate de Alexis. Después del gol 1.000 del Barcelona en competición internacional los locales se esmeraron para no caer en una relajación también criticada.

 

SENTENCIA ANTES DEL DESCANSO

 

Pese a las llegadas, el marcador seguía corto, pero el Barça no dio pie a más dudas y terminó de confirmar la mejora antes del descanso. Pedro, asistido en una gran jugada de Neymar, puso el 2-0 y antes del descanso, el brasileño culminó una jugada con el sello azulgrana, una triangulación en la frontal del área y ante una defensa impotente (3-0). Los deberes, vencer y convencer, hechos en 45 minutos.

 

El conjunto culé no quiso tirar la segunda mitad, escenario perfecto para firmar una goleada balsámica, y menos un Neymar que una vez estrenada su condición de goleador en Europa quería más. Tres minutos de la segunda mitad y el brasileño hizo el segundo de su cuenta en una gran pared con Xavi. El conjunto escocés perdió la poca intensidad que le quedaba, dejando espacios para una delantera hambrienta liderada por un Neymar que quiso poner la guinda a su noche.

 

El '11' culé, pesadilla del defensa visitante Ambrose, culminó su triplete con túnel a su oponente incluido. Con la manita, el objetivo estaba cumplido: primeros de grupo convenciendo. También se goleó al Ajax en casa, pero no fueron las mismas sensaciones. Aún hubo tiempo para un tanto de Tello y el de la honra de un Samaras incansable (6-1). El Barça del 'Tata' sale de su primera crisis. Un despertar que aún así tendrá que confirmar en los próximos partidos. El Villarreal, el sábado, para empezar.